Alberto San Martín (24/04/1976, Oviedo), actual Director General de Sport LifeStyle,llegó el pasado enero a la empresa proveniente del sector de la construcción, pero en poco tiempo se familiarizó con el ciclismo y con la idiosincrasia de MMR y Cube.

Alberto, ¿cómo llegas a Sport LifeStyle?

El dueño de la compañía me conocía y me comentó la posibilidad de formar parte de este proyecto. Me pareció interesante y llegué el 2 de enero. Vengo de una empresa familiar, del sector de la construcción, del prefabricado de hormigón, donde he estado cerca de veinte años, pero siempre he sido aficionado al ciclismo.

¿Cuál fue tu primera impresión?

Vengo de un sector tan complicado… Me ha sorprendido lo rápido que avanzan las temporadas, que estemos en 2018 y ya haya que estar pensando en 2019, y el tema de los pedidos y los meses de antelación con los que hay que comprar el material.

Imagínate que no conozco MMR, preséntamela.

Nuestras bicis destacan por la calidad y el precio, el aporte técnico y el diseño. Con el equipo de competición tenemos una filosofía muy racing. Ahora la marca está bien posicionada, y tener un equipo en la Copa del Mundo nos da un buen feedback. Los corredores comentan las cosas a los ingenieros y estos las aplican después.

¿Qué importancia le dais a la competiciones?

Mucha. Tenemos unos corredores disputando la Copa del Mundo y es una manera de testar el material al más alto nivel. Apostamos por el equipo.

¿Acudes a las carreras?

Mira, este fin de semana estuve en el Open de España. Fui a verlos. Me gusta vivir las carreras y que los corredores me comenten cosas.

¿Tenéis calculado el impacto de la competición en las ventas?

No, es difícil de valorar la repercusión, aunque sí que posiciona la marca. MMR es una marca que se conoce más por el equipo de competición.

¿Fabricáis en España?

Montamos en España, los componentes vienen de Asia, pero el montaje lo hacemos en Avilés.

¿Cuánto tardáis en montar una bici?

Depende del modelo. La gama más económica, Woki o Kuma, en torno a unos 18 minutos, y una bici de gama alta doble, que no sea eléctrica, unos 29 minutos.

¿Cuál es vuestra implicación con las eléctricas?

Es una apuesta firme desde el año pasado y lo vamos a seguir haciendo en 2019, al incorporar más modelos, sobre todo de gama baja.

¿Cuáles son vuestros principales mercados?

España es nuestro principal mercado. Pienso en atender bien a los clientes españoles y no más allá. Cuando tengamos bien atendido el mercado nacional, ya pensaremos en el internacional. De momento no vendemos MMR fuera de España.

Pero ¿lo tenéis previsto?

A corto plazo, no. Nuestro objetivo es atender bien al mercado español. Sí que es verdad que, gracias a la repercusión del equipo desde ciertos países, se han dirigido a nosotros para ser nuestros representantes fuera de España, pero lo tenemos parado.

¿En cuántas tiendas se puede comprar MMR?

Ahora mismo en unas 180. Uno de nuestros objetivos es crecer en el número de tiendas, pero con medida. No se trata de abrir tiendas por abrir.

¿Cuáles son vuestras principales zonas de venta?

Madrid y Andalucía, y el País Vasco, en la zona de Levante y Catalunya no tenemos mucha venta.

¿Y agentes comerciales?

Hay cuatro personas haciendo la labor de agente comercial en España, que no son muchas.

¿Apostáis por la venta online?

Tampoco. Nuestro objetivo son las tiendas.

¿Cuántas bicis vendéis al año?

Entre MMR y Cube estaremos en unas 22.000 unidades. Estamos muy contentos, pero intentaremos mejorarla.

Y ¿qué modelos se están vendiendo mejor?

La Woki de gama baja, pero gracias al equipo, modelos como Kenta o Rakish, de gama alta, se están vendiendo muy bien.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.