Entrevista Perico Delgado: "el ciclismo moderno, con todo tan controlado, no me entusiasma"
PUBLICIDAD

Entrevista Perico Delgado: «el ciclismo moderno, con todo tan controlado, no me entusiasma»

El embajador de la primera edición de L’Étape Granada by Tour de France Presented by Lapierre ha sido el ciclista más buscado y fotografiado de la marcha cicloturista del Tour de Francia. Charlamos con Pedro ‘Perico’ Delgado, una de las figuras más queridas del ciclismo nacional, que concibe este deporte como un espectáculo que no debe perderse.

Pedro Delgado (Segovia, 1960) colgó la bicicleta en 1994 con un ilustre palmarés en el que destacan dos triunfos de la Vuelta a España (1985 y 1989) y un Tour de Francia (1988). Su estilo inconfundible, caracterizado por una forma de entender el ciclismo de ataque y con grandes gestas en la montaña, le situó como el referente de toda una generación de aficionados que vibraba cada verano con las exhibiciones del segoviano.

Justo después, arrancó una carrera como comentarista en los medios de comunicación que se extiende hasta la actualidad. Perico Delgado es el rostro y la voz del ciclismo desde hace décadas y el cariño del público sigue tan presente hoy en día como en los años 80. Así lo hemos podido constatar tras pasar un fin de semana con él en torno al evento que supone una edición de la marcha cicloturista L’Étape Granada. Cientos de fotografías, autógrafos, anécdotas… Nadie quiere perder la oportunidad de compartir unos segundos con su el que fuera su ídolo, en muchos casos responsable de su pasión por la bicicleta. En Solo Bici hemos tenido la oportunidad de entrevistar de forma reposada a Pedro Delgado, analizando cómo vive él las marchas cicloturistas, su relación con la bicicleta de montaña o su perspectiva del ciclismo actual.

Relacionado: Entrevista a Miguel Induráin en L’Étape Madrid

Acabas de finalizar la primera edición de L’Étape Granada. ¿Cómo ha vivido un ganador del Tour de Francia la marcha cicloturista que te traslada a una etapa de la ronda gala?

No deja de ser una marcha cicloturista, pero sin duda es especial por el sello que da el Tour de Francia. El color amarillo, la señalización oficial… Te teletransporta, en mi caso, a épocas pasadas cuando era corredor, y a los aficionados a sentirse rodeado de un evento de la magnitud de L’Étape du Tour.

En cuanto a mi experiencia desde dentro, ha sido muy positiva. Se ha neutralizado la ‘cabeza de carrera’ hasta llegar al primer puerto de primera. Desde ahí ha sido un poco ‘sálvese quien pueda’. El recorrido me ha gustado, con la dureza suficiente para poder picarnos quienes tenemos un poco de espíritu competitivo y buena condición física, y quienes no tengan esa condición puedan vivir la dureza de este deporte. Afortunadamente he sabido regular para llegar al muro de Saleres con bastante solvencia, he visto a gente incluso andando. En la parte final he enganchado un grupo y me ha llevado a 50 por hora a Granada.

¿Crees que la marca Tour de Francia es el mejor reclamo posible para introducir a más gente al cicloturismo?

La diferencia que tiene el ciclismo respecto a otros deportes en cuanto a espectáculo es que el resto se realizan en un espacio cerrado, pero un Tour, un Giro, una Vuelta o cualquier otra carrera menor puede pasar por la puerta de tu casa. No te tienes que desplazar a verla, aunque hay muchos que viajan para vivir las carreras.

El Tour tiene su sello, el prestigio de ser la mejor carrera del mundo. El formato L’Étape te permite no tener que viajar para formar parte de ello, es un buen reclamo y una forma de sentirte partícipe de la historia de este deporte.

Hace unos días nos comentaba Abraham Olano en una entrevista que las pruebas populares en las que participa le permiten tener el contacto cercano con el público que no pudo tener en su etapa profesional. En tu caso, por lo visto este fin de semana, se repite esta dinámica pero de forma mucho más acusada. Todo el mundo quiere charlar contigo, hacerse fotos, rodar a tu lado…

La gente, de una manera u otra, me ha visto ganar. Y quien no lo ha hecho me ha escuchado en las retransmisiones, en cierto modo me siento parte de la historia de este deporte. Muchos me han transmitido la emoción que para ellos supone montar en bici junto a un ganador del Tour y de la Vuelta. Hacerme fotos con los aficionados es bonito, a la gente le traslada a momentos que le traen gratos recuerdos.

Entre los ‘Periconsejos’ que recomendabas a los participantes, especialmente a los poco experimentados en marchas cicloturistas, nos ha llamado la atención que aconsejabas realizar una parada técnica en el último tercio del recorrido. ¿Puedes explicarnos en qué consiste esta parada?

Recomiendo hacer una parada para orinar. Lo bueno de estas marchas, a diferencia de la competición, es que puedes hacer paradas y tomarte tu tiempo. Con este descanso para orinar liberas ácido láctico que te está provocando fatiga acumulada tras subir varios puertos y es curioso, después de orinar parece que eres otra persona, vas mucho mejor. Pierdes solo unos metros o unos segundos, pero muscularmente tu cuerpo lo va a agradecer.

Desde hace décadas te involucras en una de las cicloturistas más populares del calendario nacional, que lleva tu nombre. ¿Podremos volver a disfrutar de La Perico en 2022 después de las dos suspensiones por la pandemia?

Yo creo que sí. El Covid nos ha provocado muchos trastornos, tanto en el ámbito del deporte como en todo lo demás. Afortunadamente estamos recuperando las marchas y pasado el verano se han celebrado multitud de eventos aplazados. Nosotros, en La Perico, decidimos posponerlo hasta que la situación estuviese más normalizada porque no queríamos seguir con esa incertidumbre. La intención, desde luego, es activarlo inmediatamente.

Hace unas semanas se celebró la Titan Desert 2021, en la que se dieron cita multitud de ex ciclistas profesionales de carretera. Tú, al mismo tiempo, estabas en otra prueba de MTB en el desierto con otros ciclistas ilustres. ¿Cuál es el motivo de que tantos ex profesionales de la carretera opten por la bicicleta de montaña?

Es recomendable que todo el que haya sido ciclista profesional mantenga una dinámica de hacer ejercicio, siempre que pueda hacerlo. Puedes cambiar de deporte, pero al final llegamos a ser ciclistas porque nos gustaba. Además tenemos la posibilidad de plantearnos retos, ya sea en carretera o en montaña, que nos sirven para quemar energías, mantener una rutina de entrenamientos… El cuerpo lo agradece.

¿Qué te proporciona la bicicleta de montaña que no encuentras en la carretera?

Sobre todo un mayor contacto con la naturaleza. Entrar en otros entornos más naturales y estar más alejado de los coches. En Marruecos montamos en el desierto, que al final es un tipo particular de naturaleza. Estar en las dunas, en mitad de la nada, contigo mismo y tus pensamientos, es algo que agradece el ciclista de montaña. Uno tiene que buscar alicientes y disfrutar de ellos, no importa si estás metido en un bosque o en mitad del desierto.

Estando en la marcha cicloturista del Tour es inevitable preguntarte por la ronda gala. ¿Has podido ver el recorrido de la próxima edición? ¿Qué te parece?

Si, a grandes rasgos sí lo he visto. Desde hace años no comulgo mucho con la filosofía que pretende el Tour de Francia con el recorrido. Les da miedo meter grandes etapas de montaña, sobre todo en la primera parte, para evitar que la carrera quede decidida pronto. Y en la parte final, cuando llega la montaña, las etapas son muy cortas, 130-140 km, son carreras de juveniles… No digo que todas tengan que ser de 200 kilómetros, pero en mi época, se podía cometer un error, llegar tarde a una salida, perder 8 minutos y aun así poder disputar la carrera, como me sucedió a mí en Luxemburgo en el 89. Hoy en día uno de los favoritos pierde 3 minutos y ya tiene la carrera perdida. Me da pena porque en el deporte los errores ayudan de cara al espectáculo. Tener la posibilidad de enmendar ese error ayuda a probarlo y es lo que da espectáculo, las remontadas, la épica del ciclismo. Esto era habitual en mi época y hoy en día no lo es.

Con todos los parámetros que controlan los ciclistas, las etapas cortas son muy rápidas y es difícil que muchos corredores entren en crisis. Del mismo modo, si uno tiene el día ‘súper’, con una etapa tan corta, podrá ganar un minuto, pero no 4 si es lo que necesita. Por eso pienso que el recorrido está bien, es equilibrado y mantendrá la emoción, pero tener todo tan estudiado, como en el ciclismo moderno con todos los parámetros controlados, no me termina de entusiasmar. Prefiero más incertidumbre, pero prima el espectáculo televisivo.

Y este año, ¿qué balance haces de la temporada? ¿Cuál es el ciclista que te ha parecido más destacado?

Pogacar, es espectacular. Por juventud y por carácter. La lucha, la competitividad, atacando desde lejos… es un espectáculo. Es un corredor que puede ganar una crono, una etapa de montaña o un sprint, como en Lieja. Para mí es toda una referencia, y lo mejor es que le gusta el deporte espectáculo.

¿Crees que mejorará el nivel del ciclismo español de los próximos años? ¿Cómo ves a promesas como Juan Ayuso o Carlos Rodríguez?

Tenemos dos diamantes y estamos esperando ardientemente, pero creo que debemos esperar como mínimo dos o tres años. De momento tenemos que seguir tirando de Enric Mas y de alguna genialidad de Valverde. Quizá esperaba un cambio de Enric, viendo cómo encaró la Vuelta a España, pero en la última semana no estuvo. Potencialmente tiene piernas y capacidad, espero que tenga ganas de lucha. Físicamente es muy bueno pero le falta quitarse algún miedo. Claro que a él le gustaría atacar, pero no es fácil estar al nivel de Pogacar o Roglic. Esta nueva generación de corredores es impresionante. Pero, ya que no les puedes ganar, al menos sí intentar dar algo de espectáculo y probarlo.

Físicamente, Enric Mas es muy bueno, pero le falta quitarse algún miedo

Hay ciclistas profesionales que cuando cuelgan la bicicleta no quieren volver a saber nada del ciclismo. En tu caso, en cambio, llevas décadas involucrado en las retransmisiones, marchas cicloturistas y otros eventos. ¿Cómo mantienes la pasión por la bicicleta? ¿Has pensado alguna vez tomarte un tiempo alejado del mundo del ciclismo?

La verdad es que me lo paso muy bien. Cuando me llegó la invitación de TVE para formar parte de las retransmisiones pensé, a ver cómo es esto primero, luego ya decidiré. Después de hacer las Vueltas o los Tours a golpe de pedal, de pronto estar sentado comentando las carreras, acabo con dolor de cabeza pero físicamente como un campeón (ríe). Me lo pasaba bien y me lo sigo pasando bien, estoy encantado. Lógicamente llegará un momento en el que no sea así pero de momento, por mi parte, estoy feliz y lo paso bien. Pensar en un año sabático, a mi edad, es más bien pensar en muchos años sabáticos como jubilado, pero de momento sigo muy activo, porque me gusta.

Cuando colgué la bicicleta no sabía qué quería hacer, pero en los medios de comunicación he encontrado un hueco donde estoy feliz y además encuentro la recompensa de recibir el cariño del púbico a pesar de que hace mucho desde que me retiré.

Fotos Juanan Barros

Te recomendamos

Non Stop

Te recomendamos

Mussara

1 comentario en «Entrevista Perico Delgado: «el ciclismo moderno, con todo tan controlado, no me entusiasma»»

Deja un comentario