Tremendo éxito del combinado nacional de ciclismo adaptado en el Campeonato del Mundo de Maniago (Italia), celebrado el pasado fin de semana. La Selección Española de Ciclismo Adaptado puso punto y final a su participación en el Campeonato del Mundo de Maniago con un botín de 11 medallas.

En la última jornada, los españoles sumaron cuatro medallas, entre las que brilla especialmente el oro obtenido por el tándem formado por Ignacio Ávila y Joan Font. Además, en la misma prueba, Noel Martín y Adolfo Bellido se han colgado el bronce; mientras que Ricardo Ten, en C1, ha logrado la plata y el equipo integrado por Garrote, García-Marquina y Rider, el bronce en Team Relay. “No solo es un gran éxito por el número de medallas que se han conquistado, sino por la cantidad de puntos que hemos cogido de cara a la clasificación para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020”, explica desde suelo transalpino el seleccionador nacional, Félix García Casas.

Ricardo Ten inauguró el palmarés para la Selección Española con una brillante medalla de plata obtenida en una disputada carrera, en la que, a pesar de que lanzó múltiples ataques, el grupo cabecero no llegó a fraccionarse en ningún momento. El podio se decidió al esprint y en él, gracias a su fortaleza y gallardía, ha logrado una meritoria segunda plaza. “Lo he probado de todas las maneras, pero era imposible romper el grupo y hemos llegado al esprint. Había una curva bastante peligrosa en un tramo de adoquín y he tenido que pelear las medallas con los dos alemanes y el chino”, explicaba el propio Ten tras colgarse la plata.

Ricardo Ten, medalla de plata en categoría C1 de Ciclismo Adaptado (Foto: RFEC).

La gran alegría para la Selección Española ha llegado unas horas después con la prueba en línea de la clase Tándem, donde Ávila-Font se han filtrado prácticamente de salida con la pareja polaca en una fuga que ha terminado siendo la buena. Por detrás, ha sido fundamental la labor de control realizada por Bellido y Martín, que han desbaratado todos los movimientos de los adversarios que trataban de dar caza a Ávila y Font, que gracias a un agónico esprint en los últimos 50 metros han podido superar a los polacos para proclamarse campeones del mundo. El colofón lo han puesto Bellido y Martín que 26 segundos más tarde cruzaban la meta en tercera posición. “Hemos estado delante, luchando, fugados casi 100 kilómetros, y estas medallas son el resultado de todo el trabajo en equipo”, apuntaba Ignacio Ávila, ya vestido con el maillot arcoíris.

La guinda a este formidable día lo ha puesto el Team Relay, que a pesar de ser un equipo de nueva creación, se codea ya con los mejores de la especialidad. Sergio Garrote, que se marcha de Maniago con tres medallas, Luis García-Marquina e Israel Rider han combinado su esfuerzo para llevar a la Selección Española hasta el tercer escalón del podio y culminar una semana de ensueño para todos los integrantes del equipo. “Todavía no somos conscientes de lo que hemos hecho, quizá lo seamos en unas horas o en unos días, porque obtener un bronce en nuestra primera participación en Team Relay en un Campeonato del Mundo es un resultado espectacular”, comentaba un feliz García-Marquina, que resumía con su alegría el sentimiento de todo el combinado nacional. Más información en la web de la RFEC.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.