Cannondale, Scott, Specialized y Trek (en este mismo número) ya han puesto boca arriba sus cartas ganadoras de 2012. En los tres primeros casos, la jugada es una clara apuesta por las bicicletas de 29 pulgadas, mientras que Trek se puede decir que le ha dado idéntica importancia a las 26 que a las 29, aunque en este artículo hemos probado más 26”. ¿Serán las 29er las bicicletas del futuro?

A finales de agosto se celebrará en Alemania el Salón Eurobike, el mayor evento internacional del mundo de la bicicleta; una nueva edición que ya se anuncia invadida de bicicletas eléctricas (e-bikes) y sobre todo de modelos de MTB de 29 pulgadas, esas grandes desconocidas en el mercado europeo que hace ya tiempo dominan el mercado estadounidense.

Al aficionado español, en realidad a todo el europeo, le da la sensación de que las 29er han aparecido de repente, casi sin previo aviso, sin una presencia progresiva que nos ayudase a entender poco a poco sus virtudes y, por añadidura, su futuro e inmediato éxito. Europa se ha mantenido cerrada en banda ante la avalancha de novedades 29er que se estaba produciendo al otro lado del planeta, quizás pensando que aquello era un hecho aislado o una moda pasajera que pronto pasaría sin apenas dejar rastro.

Esa actitud está pillando a la gente fuera de juego, creando dudas entre el aficionado y muchas más entre las tiendas, que se dividen entre las que no quieren ver las 29er ni en pintura y las que empiezan a ver muy claro que les tendrán que hacer sitio en la exposición, aunque no se sabe en qué tanto por ciento.

Invasión silenciosa

Ha sido una invasión silenciosa y premeditada, de esas que avanzan en las sombras y te dejan perplejo cuando se hace la luz. Durante años no se las ha dejado entrar, y ahora ya no hay quien las pare. Y ésa no es nuestra opinión, que somos una pequeña parte, sino la del sector en pleno.

Las 29er han triunfado en EE.UU. y lo harán también en Europa; es cuestión de tiempo, muy poco tiempo. Es cierto que no tuvieron un inicio prometedor, con unos primeros modelos que no eran más que evoluciones o híbridos de las 26”, que lo único que hacían eran aportar defectos sin nuevas y grandes virtudes. Tampoco ayudó a su apertura el hecho de que ciertos fabricantes sacaran, además, una medida intermedia de 27 pulgadas, todo lo contrario, eso fomentó aún más la creencia de que aquello de las ruedas grandes iba a ser un invento sin continuidad ni recorrido en el tiempo.

Pero todo cambió cuando los técnicos e ingenieros empezaron a partir de cero en sus proyectos y a pensar muy en serio y desde el inicio en 29 pulgadas. Fue cuando se dio ese pequeño gran paso cuando el público empezó a tomarse en serio las “big wheels”, las fábricas empezaron a apostar ciegamente, los fabricantes de componentes se vieron presionados a crear nuevas soluciones y productos y las revistas comenzaron a comprobar que la efectividad había subido muchos enteros, que esas nuevas bicicletas poco o nada tenían que ver con los primeros experimentos. Si te fijaste el mes pasado en las nuevas Cannondale o Specialized y la Tallboy, o anteriormente en la nueva Niner, podrás comprobar que las medidas de las 29er actuales son casi idénticas a las de una MTB de 26”, con las lógicas diferencias que imponen las ruedas.

A partir de aquí, la historia es la conocida. En EE.UU. las 29er son un boom en la sociedad MTB, y aunque Europa se había mantenido al margen, ahora no ha tenido más remedio que abrir sus puertas de par en par porque sencillamente la gran parte de las novedades que nos vienen de EE.UU. para 2012 son en este segmento.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Las 29er matarán a las 26”? No, ni mucho menos, sencillamente se comerán una gran parte de un pastel que hasta ahora era exclusivo. Evidentemente, conquistarán un número determinado de clientes que ahora van en 26”, recuperarán a unos que no se encontraron a gusto con las primeras MTB y que ahora verán colmadas sus necesidades, y conquistarán nuevos adeptos totalmente ajenos a la especialidad, aunque no en cifras astronómicas. En definitiva, se iniciará un nuevo camino en paralelo en el que cada una luchará con sus armas y ofrecerá lo mejor que sepa sus cualidades. Las 29er serán una opción más de mercado, no una sustitución de las actuales 26”.

¿Qué dice el mercado?

Primero escepticismo y ahora curiosidad. Dicen que el convencimiento llegará poco a poco, tanto para lo bueno como para lo malo. Así se está comportando el aficionado, que ve con mucha curiosidad la evolución de unas bicicletas que primero no le llamaban la atención pero que a medida que han ido poblando los caminos están despertando más y más curiosidad, sobre todo en el sector más competitivo y deportivo, en especialidades como el rally o el maratón, que es donde más clientes las han comprado y donde, lógicamente, las comparaciones de prestaciones tanto humanas como mecánicas son más constantes.

En este momento, en nuestro mercado se produce la paradoja de que es el cliente el que está demandando el producto con más vehemencia que el propio distribuidor o, sobre todo, la tienda. El primero no acaba de apostar y el comercio final no acaba de creer en este tipo de bicicletas, pues supone un nuevo dolor de cabeza a la hora de hacer previsiones de venta.

Lo que si lo han hecho han vendido mucho más de lo que esperaban y han conquistado clientes de otras tiendas; mientras el fabricante o distribuidor que ha tenido unidades durante el año las ha vendido sin problemas y con más éxito de lo esperado. En definitiva, un comportamiento lógico de mercado que está situando nuestro país entre los top ten europeos, por ejemplo, muy por delante de Francia, donde el mercado todavía no ha comenzado ni tan siquiera a asimilarlas.

Ventajas de una 29er sobre una 26″

Velocidad media: Las 29er tienen perfume de carretera, la velocidad de crucero es netamente superior, especialmente en pistas anchas. Si el desarrollo es el adecuado, el mayor diámetro de rueda nos permite avanzar a más velocidad con el mismo esfuerzo. Muchos corredores de maratón han reconocido poder rodar más rápido durante un período de tiempo más largo. Un mayor diámetro de rueda permite una mayor y mejor rotación y un menor consumo de energía una vez hemos alcanzado una buena velocidad de crucero. Algunos estudios hablan de un 3 % de ahorro de energía

Estabilidad: Sin discusión alguna, poseen una estabilidad superior. En el caso de corredores o aficionados no muy técnicos o noveles se encontrarán muy a gusto y muy seguros sobre una 29er, especialmente porque a mayor rueda más sección de neumático permanece en contacto con el suelo. Por otra parte, si una bicicleta de 29 ubica la caja de pedalier a la misma altura que una 26 con relación al suelo, conseguimos a la vez ubicarla mucho más abajo que los ejes de las ruedas, lo que aumenta considerablemente la estabilidad.

Superación de obstáculos: Una mayor circunferencia de rueda disminuye el ángulo de ataque sobre los obstáculos, haciendo más fácil su superación. Quizás no son más ágiles por tamaño, pero esta facilidad de superación de según qué obstáculos sí que las hace más efectivas. Además, gracias al mejor ángulo de ataque es más difícil salir despedido por encima del manillar.

Suavidad de conducción: El rodar de una 29er es mucho más suave que el de una 26”. Las ruedas absorben más vibraciones y la mayor zona de contacto de el neumático incrementa la sensación de amortiguación. Hay corredores de maratón que corrían con bicicletas de 80 ó 100 mm de recorrido trasero que ahora han vuelto a las bicis rígidas (de 29”) por la amortiguación y comodidad que ofrecen.

Agarre: Volvemos a lo mismo. Es como comparar un Monster Truck y las ruedas de un monopatín. Un mayor diámetro de rueda nos permite afrontar mejor escalones o rocas, y una mayor sección de neumático en el suelo ofrece un mayor agarre, especialmente en zonas muy pedregosas. Tiene menos aceleración, pero ofrece mayor facilidad de paso en zonas de subida muy abruptas.

Sensación de mayor recorrido: En todas las bicicletas doble suspensión que hemos probado hemos tenido la sensación de disponer de mucho más recorrido del que realmente tenemos. La gran mayoría de los fabricantes están otorgando menos recorrido a los modelos de 29” que tienen una versión idéntica de 26”.

Tallas grandes: Si eres una persona alta, descaradamente una 29er se adapta mucho mejor a tus necesidades.

Ventajas de una 26″ sobre una 29er

Peso: Es una de las razones más contundentes. Aunque estemos hablando de una bicicleta de altísima gama, el cuadro, las ruedas, la horquilla, etc., pesan más que los de una 26 pulgadas. Se estima que en las bicicletas de última generación y topes de gama, el peso se incrementa una media de 0,5 kg.

Aceleración: Las ruedas grandes tienen un inconveniente, y ésa es la aceleración, que es menor que en una de 26 pulgadas. Los corredores explosivos o aquellos aficionados a los que les guste rodar por senderos revirados que requieran fuertes aceleraciones echarán de menos la rabia de una 26”.

Grandes recorridos: Dicen algunos fabricantes que en recorridos mayores a 130 mm una 26” es netamente superior en agilidad, y en capacidad de maniobralidad, ya que hacer maniobras como wheelies o un bunny hop es más difícil. Otro problema es la ubicación de la caja de pedalier y, por último, en el caso de disciplinas más exigentes, las ruedas vuelven a ser un problema, ya que para no perder rigidez se penaliza mucho en peso.

Adaptación al usuario: Aunque no todos están de acuerdo, las 29er no están recomendadas para personas de baja estatura, si no todo lo contrario. La necesidad de albergar unas ruedas más grades puede suponer un problema para las tallas más pequeñas, que pueden no adaptarse a la geometría ideal, especialmente en la parte delantera, que, lógicamente, tiene una mayor altura en la posición de conducción. A pesar de todo, en las últimas presentaciones las marcas ya han conseguido unas pipas de dirección muy compactas, eliminando así este posible problema.

Adaptación de componentes: A excepción de frenos, sillín o tija de sillín, pocas cosas más podremos traspasar de una 26” a una 29er. Ruedas, horquilla, manillar (ha de ser más ancho), neumáticos, según que dirección y muy especialmente los desarrollos, son totalmente distintos e imposibles de aprovechar.

Rigidez: Lógicamente, una mayor longitud de barras y botellas en la horquilla y una mayor longitud de radios en las ruedas hará que una 29er pierda rigidez

Maniobrabilidad: No todos los fabricantes están de acuerdo en esto (Trek e Intense están trabajando en una bici de DH, en realidad Intense ya la tiene), pero no se puede discutir que un mayor diámetro de rueda exige unas vainas más largas y aumenta la longitud total de la bicicleta.

Galería

3 Respuestas

  1. Julio

    Tengo una Scott Scale rígida y una Specialized S-Works doble (100 mm) ambas de 26″ y de carbono. He tenido la oportunidad de probar durante una semana una Niner Air carbon rígida de 29″. En los descensos lo traga todo, casi como mi doble; pero en subida y en terrenos revirados no tiene la misma agilidad. Tiene mucha inercia y cuesta acelerarla. Ni en llano creo que es superior. Curiosamente me ha sorprendido lo bien que va en terrenos con mucho barro. Parte de sus cualidades bajadoras se deben a la anchura y a la altura del manillar: ¿alguien ha probado una 29″ con potencia y manillar invertidos y de 58 cm de anchura? Creo que son bicis ideales en Rally y Maratón para corredores con gran motor en sus piernas para mover esas inercias o para mountainbikers con poca técnica por la seguridad y estabilidad que aportan. Cuando cambiemos todos a 29″ nos acordaremos de aquellas divertidas 26″…

    Responder
  2. Davidenko

    Habiendo probado una Epic 2012 29er mi opinión es que en llano y bajada en pista la 29er va mejor pero en senderos es muy aburrida y torpona, le falta chispa ya que no consigues acelerar rápido por muchos desarrollos que busques ninguno resulta ser el adecuado, tampoco tiene la misma maniobrabilidad. Por el contrario tiene facilidad para salvar obstáculos porque se los come más fácilmente que la 26 pero no esperes nada de un golpe de pedal para salvarlo porque la bici ni se entera.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.