Daréis al play en el vídeo, y seguro que enseguida os pondréis en alerta esperando que el pobre protagonista sea aún más desafortunado.

Y es que, apenas pasan unos segundos y se ve cómo un ciclista se estrella con el muro de una casa, sale disparado de la bici y cae en el patio de casa donde, ¡como no! hay un perro.

En ese momento piensas.. ¡Ay no! Y esperas que el perro, como protector de la casa, reaccione.

Pues bien, aunque tarda, sí que reacciona, sí. Pero para darle algún que otro lametón al pobre accidentado. Por lo demás, el perro no mueve un pelo.

En cuanto al ciclista, la situación ya no es tan graciosa. El golpe es muy fuerte, no logra evitar caer de cara, y en el vídeo veréis que se ha hecho daño de verdad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This