¿Estrés por entrenamiento? Prueba a cambiar la alimentación

¿Estrés por entrenamiento? Prueba a cambiar la alimentación

La exigencia de una temporada completa cargada de entrenamientos intensos y competiciones puede provocar la aparición del estrés, un fenómeno asociado a otros aspectos de la vida aunque íntimamente ligado al deporte. Si es tu caso, prueba con estos consejos alimenticios para combatir el estrés provocado por el entrenamiento.

PUBLICIDAD Content_1

La práctica continuada de ejercicio intenso hace forzar al cuerpo a segregar en exceso cortisol, la hormona del estrés, producida por las glándulas suprarrenales. El estrés es una reacción normal de nuestro cuerpo, es más, es necesaria puesto que segrega adrenalina, hormona que nos aporta energía para reaccionar rápidamente, una virtud muy útil en el ciclismo y más en concreto en mountain bike.

Sin embargo, cuando este estrés se vuelve crónico los niveles de cortisol se elevan constantemente, lo que hace agotar al sistema inmune, provoca agotamiento, produce ansiedad de comer alimentos dulces o salados, irritabilidad, sensación de no poderse levantar por la mañana, etc.

Relacionado: ¿Qué es el ayuno intermitente?

Es por este motivo por lo que resulta fundamental entender y gestionar mejor el estrés durante la temporada y dar un respiro a nuestras glándulas suprarrenales. La solución para la gestión el estrés será distinta para cada persona. La cuestión es que puedas ganar autoconciencia por medio de la meditación, haciendo ejercicios y terapias de relajación que te ayuden a equilibrarte y relajarte tras una temporada muy cargada.

PUBLICIDAD Content_2

Orbea subida de precios

6 claves en la alimentación contra el estrés

No obstante, además de trabajar el plano psicológico a través de la relajación, la alimentación es un factor vital a la hora de combatir el estrés, especialmente el provocado por la intensidad del ejercicio, los entrenamientos y la competición. Toma nota de estas 6 claves:

  • Adiós al azúcar

Elimina de tu dieta toda la harina blanca y el azúcar blanco, limítate a una o dos raciones de cereales al día. Deja los refrescos azucarados y no añadas azúcar al té o al café. El objetivo es mantener el azúcar en sangre estable.

  • Proteínas en cada comida

Procura que haya presencia de proteínas en todas tus comidas, preferiblemente la proteína vegetal de los frutos secos y semillas, de la soja ecológica (no transgénica) y de las legumbres. Además, es saludable la proteína procedente del pollo de granja ecológico.

PUBLICIDAD Content_3

Frutos secos para prevenir el estrés por entrenmiento

  • Tirosina en abundancia

La adrenalina se elabora a partir de la tirosina, una hormona energética. La tirosina se encuentra en las almendas, semillas de calabaza y sésamo. Prueba a introducir estos alimentos en tu rutina alimenticia.

  • Grasas sí, pero sanas

Nos han enseñado a relacionar grasas con sobrepeso o algo que debemos reducir a cero, pero lo cierto es que el organismo necesita grasa y el deportista más, si cabe. La clave está en ingerir grasas saludables, como las que podemos encontrar en el aguacate, el coco, el pescado azul, los frutos secos o las semillas.

Aguacate para prevenir el estrés por entrenamiento

  • Recurre al aguacate

Toma esta fruta en el desayuno con la tostada, en la ensalada o en forma de guacamole como merienda con unos palos de zanahoria. El aguacate es la mejor forma de añadir grasas ‘buenas’, además es anti inflamatorio y posee un alto contenido en tirosina.

  • Vitamina B6

Es el tipo de vitamina que encontramos en alimentos como los calabacines, calabaza, pimientos, setas shitake, espinacas, coliflor, brócoli, espárragos, judías verdes, ajo, hígado, ternera, pavo o salmón.

Relacionado: 12 consejos para mejorar la alimentación después de la navidad

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario