De bien nacidos es ser agradecidos y si algo ha tenido y tiene Carlos Coloma es que quiere a los suyos y quiere a su tierra. Siempre se ha sentido muy arraigo a su tierra, y siempre que ha podido le ha devolvido todo lo que le ha dado. Este fin de semana está demostrando una vez más este cariño, y lo está haciendo como de verdad se hacen las cosas, con palabras, y no con gestos. Hace un tiempo ya se lió la manta a la cabeza con la escuela de ciclismo que lleva su nombre, e implicó a todo el que pudo, e inquieto como es apostó por el I Coloma Bike Festival.

Marcado por el frío

Tendría que haberse celebrado en septiembre, pero no pudo ser, y al final lo ha celebrado el tercer fin de semana de noviembre y, mira por donde, el finde en el que el frío ha hecho acto de aparición. La lluvia, el barro y el frío han marcado la primera jornada del Coloma Bike Festival, pero ni estas barreras han frenado la buena participación y el buen ambiente que están presidiendo esta fiesta del mountain bike en el municipio riojano de Albelda de Iregua.

Doble ha sido la jornada de este sábado, dando cabida al cross country y al descenso. En DH se diseñó un trazado de unos dos minutos, medio urbano medio de montaña, con una llegada a meta espectacular gracias a una pasarela de madera y a una meseta. Al final, el mejor era el actual campeón de España de la especialidad, Toni Ferreiro, que quedaba por delante de José Antonio Díez Arriola, recientemente proclamado campeón del Open Enduro Astur BTT y del polivalente Joseba León.

No contento con el espectáculo del descenso, ‘Carlitos’ también organizaba una carrera de cross country, que además era puntuable para el Campeonato de La Rioja XC. Había que dar seis vueltas a un circuito de cinco kilómetros. Como en el DH, medio trazado era urbano, y se le añadieron secciones artificiales, con algún que otro peralte. A la cita no faltaron sus compañeros del Wild Wolf Trek, siendo el primer puesto para Juan Pedro Trujillo, por delante de Sergio Mantecón.

Pero, este Coloma Bike Festival era mucho más que las carreras en sí. Con su ímpetu, Carlos conseguía que en su localidad se respiraba MTB por los cuatro costados, con exhibiciones, actividades para los peques de la casa y una discoteca móvil. La fiesta sigue el domingo, con una carrera a pie y una marcha de mountain bike.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.