Después de hacer el mejor Tour de su carrera en 2017, Fabio Aru ha decidido renunciar a la ronda francesa el año que viene para centrarse en el doblete Giro-Vuelta. De hecho, Aru ya esperaba hacer algo parecido este año hasta que se cayó en Sierra Nevada y se lesionó la rodilla un mes antes de empezar la Corsa Rosa. Las circunstancias le llevaron al Tour y allí puso durante los primeros días en un compromiso a Froome.

Este año la idea vuelve a ser llevarse su primer Giro, tras convertirse en “un corredor de otra dimensión” en los últimos tres años en Astana. El sardo afrontará dos picos bien diferenciados en su primera temporada como jefe de filas del UAE Team Emirates: primero se centrará en mayo y después disputará la Vuelta como paso previo al Mundial de Innsbruck, que ya ha dicho que le gusta especialmente.

Desde Abu Dhabi

El programa de Aru incluirá, seguro, el Tour de Abu Dhabi, que por otra parte tal vez no sea la primera prueba del calendario para él. Después realizará un mes de marzo bastante cargado con Tirreno-Adriatico, Milán San Remo y la Volta a Catalunya. Por otra parte, podría hacer parada en las Ardenas antes de salir hacia el Giro. En este caso, el debut en Lieja le atrae especialmente y llegaría después del Tour de los Alpes.

Fabio Aru, durante un descenso. Foto: Peter Dejong

Aru logró sus mejores números en el año 2015, cuando hizo un calendario prácticamente calcado. Fue tercero en el Giro y terminó ganando la Vuelta. Su única ‘Grande’ hasta la fecha. No cumplió sus propias expectativas en 2016, y este año hizo un Tour espectacular, con etapa, maillot amarillo y un quinto puesto final. Después, la Vuelta se le hizo especialmente larga pese a que en las primeras etapas sólo Froome y Chaves iban mejor que él.

Astana, Vinokourov y Froome

Por otra parte, Froome se ha confesado “muy agradecido” al equipo Astana por haber “hecho realidad el sueño de ser ciclista” profesional: “He aprendido y crecido mucho allí, les estoy agradecido por ello. Pero ya era tiempo de hacer un cambio y experimentar algo nuevo”, ha dicho al diario italiano La Gazzetta dello Sport. Sin embargo, no ha tenido las mismas palabras hacia Vinokourov, con quien sigue el lío por su marcha al UAE.

“Es una pena que, habiendo sido corredor, no haya sabido entender mis deseos y mis necesidades”, asegura Aru sobre su ya ex director. Además, ha animado a Froome a que participe en la ronda italiana: “Le daría más prestigio a la carrera. Froome es un gran campeón y espero que esté en el Giro, he oído que se lo está pensando”, ha explicado el sardo. En cualquier caso, la próxima temporada será exigente para él. Hace dos años que no entra en el podio de una gran vuelta y las expectativas en el UAE son altas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This