Nacido en agosto de 1961, Enric Clará ha sido una persona muy cercana a los que hacemos y han hecho Solo Bici durante sus más de 26 años de historia.

Periodista, fotógrafo, emprendedor, entusiasta, endurero y ciclista hasta la médula, fue el primer director de la revista Solo Bici durante sus inicios.

Entró como colaborador en Alesport en el año 1982 con la revista Solo Auto 4X4 y con Solo Moto semanal en agosto de 1983. En julio de 1989, con 27 años, dio el gran salto y después de muchos años como redactor en Solo Moto pasó a ser el director ejecutivo de la revista, bajo la tutela de Jaime Alguersuari. En agosto de 1990 también tomó el cargo de director de la revista hermana mensual Solo Moto Treinta, con José Codina como redactor jefe.

En esta dura etapa “Kike” Clará tuvo un papel importantísimo para el desarrollo de Solo Moto, donde posiblemente pasó los mejores años de su carrera profesional, creando también la revista Solo Bici. Después de su trayectoria en el mundo editorial con las revistas de la casa, supo cómo enfocar Solo Bici para que fuese ya un referente desde sus inicios y darle el empujón necesario para que perdurase en el tiempo. Durante los primeros años, las bicis pasaron a ser una parte importante de su vida combinándolo siempre con las motos. Fue piloto de enduro con Fantic, y pilotó prácticamente cualquier cacharro con gasolina, motos de raids, de asfalto, quads o motos de agua, además de bicis en esos años cuando nacía el mountain bike.

Su alegría, desenfado y elevada creatividad se plasmaron en la revista, sus contenidos y las portadas, así como en todas las revistas de la casa. Después de arrancar la revista, volvió a ser director de Solo Moto de la que nunca se desvinculó del todo.

En mayo de 2000 dejó la dirección de la revista Solo Moto Treinta, y casi un año más tarde, en enero de 2001, dejó de ser el director de la revista semanal Solo Moto.

A partir de este momento fue el director creativo editorial, pasando a ser el responsable de los videos promocionales, rebosantes de locura y diversión por la época que estábamos, la publicidad de Alesport y de un gran número de eventos de la casa.

Nos deja un amigo, un profesional, un colega, que siempre nos recibía con una sonrisa y con su habitual alegría y buen rollo que contagiaba a su entorno.

Desde aquí, queremos mandar nuestro más sentido pésame a la familia y amigos, entre los cuales muchos de los que todavía formamos parte de Solo Bici nos sentimos parte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.