Espectacular, intenso, asfixiante, así es el descenso en las calles de la favela de Santa Marta. Es evidente que no han sido pensadas para las bicis y mucho menos para las máquinas de DH, pero verlas bajar es todo un espectáculo.

Disfrutemos del espectáculo de ver a Filip Polc en acción

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.