Todavía con los ecos de la polémica expulsión de Sagan coleando por los halls de los hoteles, lo cierto es que nos hemos plantado en la primera etapa verdaderamente importante del Tour de Francia por recorrido. Hay pocas llegadas en alto este año, pero madrugan porque ya en la quinta jornada nos encontramos con la Planche des Belles Filles. Un puerto corto –apenas 6,5 kilómetros- pero muy duro con una media superior al 8% y picos de hasta el 20%. Por tanto, es terreno más que suficiente para que se abran diferencias.

Y no nos engañemos. La Planche des Belles Filles ha abierto huecos las veces que se ha subido, hasta el punto de que para ser un puerto corto los dos precedentes más próximos que tenemos son de un corredor llegando en solitario a la línea de meta. De hecho, fue el lugar donde Froome demostró que su irrupción en aquella Vuelta a España de 2011 no era en absoluto casual. Después de que Sky montara como siempre el ‘tren negro’ –que este año será blanco-, el británico remató frente a Wiggins y Evans. ‘Wiggo’ acabaría ganando el Tour aquel año ya que a Evans se le acabaría haciendo largo.

tour-francia-2017-etapa-5

Dos años más tarde, ya en la décima etapa, Vincenzo Nibali también logró ganar en solitario por delante de Thibaut Pinot y Alejandro Valverde, a 15 y 20 segundos respectivamente. Veremos si este año finalmente consigue llegar un grupo pequeño más o menos junto. Dependerá también de si reina el tacticismo entre los favoritos o, por el contrario, se desatan pronto las hostilidades.

Contador: “Si tiene fuerzas, Froome atacará”

Por ejemplo, Contador tiene claro que Froome es muy dado a dar golpes de mano en la primera etapa de montaña del Tour. “Si tiene fuerzas, atacará y tratará de sacar diferencias. Eso seguro”, explicaba en Vittel tras la etapa. Ahora dependerá también de las fuerzas que tenga el madrileño para seguirlo… o para tratar de salir él al ataque. Esa es precisamente la conclusión que espera sacar él: “Es un puerto cortito pero con mucha pendiente. Espero encontrarme bien y en función de cómo vayamos decidiremos la táctica a seguir”, dijo ayer.

Lo importante para Contador es que, por fin, no se ha caído. En 2014 tuvo que abandonar precisamente en la etapa que acababa allí, en la Planche. Una caída le provocó la rotura de la meseta tibial y se tuvo que bajar de la bici. Dos meses después ganó la Vuelta a España frente Froome y Valverde. Veremos qué sucede esta vez. Otros actores como Nairo Quintana y Porte entran en escena.

Froome: “Guardo buenos recuerdos”

Precisamente Nairo es otro que se felicita de haber librado las caídas de estos primeros días: “Me encuentro bien, las sensaciones son buenas. Esperemos que el equipo siga en esta línea en los próximos días”, dijo el colombiano. Es la gran incógnita tras el Giro, aunque siendo el quinto día lo lógico es que incluso esté un poco mejor que los demás. Salvo Richie Porte, que en el primer final en cuesta fue el más fuerte aunque finalmente ganase Sagan.

perfil-planche-belles-filles

Y mientras, Froome asegura que ya tiene ganas. “Guardo buenos recuerdos de 2012, quiero que llegue ya el día y ver cómo estamos realmente”, comentaba ayer tarde el tricampeón del Tour. A día de hoy, y después de lo mostrado por Sky en la crono, es el máximo favorito tanto a la general como a esta victoria de etapa. Thomas acabó en Vittel por los suelos pero sin heridas de consideración. Veremos al maillot amarillo trabajando para el líder… que por otra parte es probable que se convierta en el nuevo portador de la prenda. De momento tiene entre 35 y 45 segundos sobre el resto de favoritos. La Planche des Belles Filles dejará un nuevo escenario en este Tour de Francia.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This