A medida que se acerca la presentación oficial del recorrido del Giro 2018, que tendrá lugar este próximo miércoles en Milán, va cobrando fuerza la idea de ver a Chris Froome peleando por la maglia rosa el año que viene. Hoy ha sido el diario De Telegraaf el que, citando a una fuente directa de la empresa organizadora RCS, da por hecho que el tetracampeón del Tour estará en la línea de salida de Israel.

Sin duda sería una noticia de gran calado en caso de producirse, lo que podría hacerse oficial el mismo miércoles una vez se conozca el recorrido. Justo 20 años después de lograrlo Pantani –en 1998- el mejor vueltómano del último lustro intentará también hacer ese doblete Giro-Tour que a día de hoy parece inalcanzable para todo el que lo intenta. Evidentemente, la noticia ha dado ya la vuelta al mundillo ciclista.

Los ánimos de Merckx

Lo cierto es que no son pocos los que han animado de distinta forma a Froome para que afronte el reto. Dos dobletes en dos años ya serían un récord importante, al alcance de muy pocas manos. El primero fue el propio Mauro Vegni, director de la carrera, que dijo abiertamente que “quería” al británico en el Giro más pronto que tarde. Prácticamente era un imperativo. Un “tiene que hacerlo”.

Eddy Merckx, en el Tour de 1970. Foto: Flickr

Fabio Aru le lanzó el guante y lo retó la semana pasada, y el último en darle su ‘bendición’ para que intentara el desafío fue ni más ni menos que Eddy Merckx, que algo de ganar carreras sí que entiende. El ‘Caníbal’ tiene claro que Froomey “haría bien” en estar en Israel por más que quiera ganar su quinto Tour este año que viene: “De hecho, como campeón debería venir al Giro, incluso aunque tenga la idea de ganar el quinto Tour”, comentó el astro belga. Merckx hizo el doblete Giro-Tour en 1970, 72 y 74. Las fechas entonces eran similares a las actuales, incluso en 1970 sólo hubo 19 días entre el final de la ronda italiana y el inicio de la francesa.

Merckx piensa que para el patrón del Sky sí es posible ganar las dos vueltas en la misma temporada: “Para un ciclista como él sí. Lo demostró este año ganando dos grandes vueltas. Tiene la firmeza y la motivación necesarias para afrontar esa hazaña o, al menos, intentarlo”. Luego invitó también a Tom Dumoulin: “Si él estuviera allí sería un duelo muy bueno. No sé quién ganaría”, sentenció Merckx.

Derechos Humanos

De momento, el primer paso es este miércoles en la gala de presentación. Tanto Fabio Aru –que ya ha confirmado que irá- como Nibali y el propio Dumoulin van a estar en el acto. Del recorrido ya se sabe que empieza en Israel, que recorrerá el país durante tres días y tendrá como puertos emblemáticos el Etna –repite después de este año-, Monte Zoncolan y, ya en la última semana, el final de Prato Nevoso y el Jafferau. La última etapa será en Roma, tal vez una contrarreloj.

Precisamente el inicio en Israel no está viniendo exento de polémica, hasta el punto de que varios colectivos activistas por los Derechos Humanos han pedido a RCS que dé la espalda a Israel por el conflicto con Palestina, y no entre en la parte de Jerusalén que se considera «militarmente ocupada» por el ejército israelí. De momento, la organización no se plantea tomar en cuenta esas reivindicaciones, aunque finalmente no entrará en la Ciudad Antigua de Jerusalén «para evitar carreteras demasiado estrechas». El acuerdo entre el país hebreo y la empresa ronda los 10 millones de euros, según Cycling Weekly. El miércoles saldremos de dudas sobre el recorrido y muchos ‘gallos’ del pelotón se pronunciarán a buen seguro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This