Aunque todavía no es oficial, ya es público. Todo apunta a que el ciclismo español tendrá seis equipos en el profesionalismo la temporada que viene. Junto a Movistar y Caja Rural, y los saltos de Euskadi-Murias y Burgos-BH a la segunda división, la Fundación Euskadi acompañará al Polartec-Kometa de  Contador en la categoría Continental para el ejercicio 2018.

Así lo asegura el portal Zikloland, que además atribuye al nuevo proyecto los apoyos de dos marcas vascas de primer orden como Orbea y Etxeondo. Es el efecto más inmediato de la llegada de Mikel Landa a lo más alto de la Fundación, hecho que se escenificó hace poco más de dos semanas en el segundo día de descanso de la Vuelta a España, en la ciudad de Logroño. El ciclista del Sky, que el año que viene estará en Movistar, manifestó su intención de darle un impulso al proyecto de cantera vasco, al borde de la desaparición en los últimos años.

Entre 10 y 12 corredores

Todavía está por ver quiénes serán los integrantes del nuevo equipo, aunque está claro que la actual plantilla de la Fundación será el principal vivero. La escuadra contará con entre 10 y 12 corredores y participará en el calendario español fuera del World Tour, pruebas vetadas para los equipos continentales.

La Fundación Euskadi sub23 acaba de cerrar un gran año en el campo amateur español. Nombres como Fernando Barceló, Juan Antonio López Cózar, Mikel Alonso o Gotzon Martín, por poner sólo unos cuantos ejemplos que no son los únicos, han destacado a nivel nacional con numerosas victorias. López Cózar, por ejemplo, acabó tercero la Copa de España mostrando una gran regularidad. Alonso por su parte ha ganado el Torneo Lehendakari. Y a Barceló, su gran temporada le ha llevado a hacer de ‘stagiare’ para Cofidis.

Dos equipos vascos

Una vez confirmado el salto de categoría de Euskadi-Murias, que ya tiene sus primeros fichajes sobre la mesa, el equipo de la Fundación Euskadi viene a completar una estructura en el ciclismo vasco –sin relación de filialidad, porque impediría al equipo de Landa correr en las pruebas donde estuviera el Murias- en el que ya sólo falta el escalón más alto para volver a las épocas doradas. Los años en los que Euskaltel-Euskadi estaba en el World Tour y Orbea debajo, en continentales.

El propio Madariaga lanzó un S.O.S. público en Logroño: “El ciclismo está peor de lo que se piensa y de eso probablemente todos seamos culpables. Pero ahora hay que salvarlo”, dijo en su momento. Para eso llegó Mikel Landa, que cuando supo de la complicada situación que atravesaba la Fundación, durante los últimos días del pasado Tour de Francia, habló con Madariaga para lograr una solución.

A día de hoy, el impulso que ha dado Landa al proyecto es innegable. Dos años después, la Fundación Euskadi regresa a las carreteras internacionales y luce de nuevo con fuerza para devolver al ciclismo vasco el esplendor que perdió hace unos años. Definitivamente, este otoño está siendo de buenas noticias para este deporte en toda España.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This