Fundación Euskadi no estará en la Vuelta

Fundación Euskadi no estará en la Vuelta

La marea naranja tendrá que esperar. El ciclismo vasco y su afición no contarán con equipo en la próxima Vuelta a España. La organización entregó las invitaciones a dos de los tres conjuntos españoles de categoría ProTeam: Burgos-BH y Caja Rural-Seguros RGA. Se queda fuera la Fundación Euskadi, que no estará el 20 de octubre en la salida de Irún.

PUBLICIDAD Content_1

La escuadra que preside Mikel Landa dio el salto de tercera a segunda división y reforzó una plantilla de la tierra con varios ciclistas experimentados con el objetivo de competir en las mejores carreras del calendario nacional. La pandemia ha frenado sus deseos: sin Volta a Catalunya, Itzulia ni Klasikoa hasta 2021, el portazo de la Vuelta es un nuevo mazazo para el proyecto.

El ascenso de categoría y un nuevo acuerdo con Euskaltel, patrocinador principal que lució en sus años de gloria, no han sido suficientes para la Fundación Euskadi. Tampoco un inicio de temporada esperanzador y con buenos resultados en Mallorca, Comunitat Valenciana, Murcia, Almería y Andalucía.

El rompecabezas de las invitaciones

La organización de la Vuelta tenía que decidir entre dos de los tres españoles. El ascenso de Cofidis al World Tour y el derecho adquirido por el Total Direct Energie como mejor ProTeam 2019 limitaron las invitaciones. Corrió el rumor de una excepción ante la crisis del coronavirus: las grandes vueltas podrían acoger hasta 25 equipos de siete ciclistas, pero la UCI no cambió las reglas del juego.

Burgos-BH se ganó su sitio en la Vuelta por la victoria de Madrazo en Javalambre el año pasado y porque la provincia acogerá el inicio de la carrera en 2021. “Es una oportunidad única correr por tercer año consecutivo. Contaremos con nuestros mejores ciclistas, intentaremos dar espectáculo y mostrar la combatividad y la entrega que nos caracteriza”, declaró el mánager Julio Andrés Izquierdo.

PUBLICIDAD Content_2

Con una década de experiencia en segunda división y ocho ediciones consecutivas de la ronda española a sus espaldas, Caja Rural-Seguros RGA ya forma parte del paisaje en la Vuelta. “Es la mejor noticia que podíamos recibir. El objetivo es claro: conseguir una victoria de etapa. El nivel será altísimo, trabajaremos duro y sé que tenemos los mimbres para conseguirla”, avisó el mánager Juanma Hernández.

Como la Fundación Euskadi, se han quedado sin hueco el Arkéa-Samsic francés de Nairo Quintana, que ganó la Vuelta en 2016 y que había participado en seis de las últimas ocho ocasiones, y el Alpecin-Fenix belga de Mathieu van der Poel, que había mostrado interés por debutar en una grande.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario