El clásico modelo EvilEye de Adidas se reinventa a sí mismo en 2011 con la aparición de unas nuevas gafas cuya principal novedad es la de tener la montura abierta en la parte inferior y un innovador sistema para encajar o liberar la lente de la montura. Con todo ello, Adidas logra poner en escena un modelo con un aire mucho más deportivo y ligero, no sólo visualmente sino también físicamente, que el modelo original EvilEye.

Así de fácil

Uno de los aspectos que más nos han llamado la atención de estas nuevas EvilEye es el sistema de fijación de las lentes en la montura. En lugar de ir totalmente encajadas por presión, como ocurre en la mayoría de las gafas del mercado, la lente se encaja por una esquina y por el lado opuesto se fijan con una pestaña que la sujeta quedando totalmente estabilizada e integrada en la montura. La operación apenas dura 3-4 segundos y es sencilla de realizar y más cómoda que el desencajar o encajar lentes pro presión.

Al margen de ello, estas Adidas ofrecen el ya conocido sistema Tri-Fit, exclusivo de la marca alemana, que permite colocar las varillas en tres angulaciones distintas respecto a las lentes para adaptarlas mejor a nuestra cara.

Se nota que se ha trabajado en la forma de las varillas, de líneas totalmente rectas, para que sean compatibles con todos los cascos del mercado. A nosotros no nos dieron ningún problema con nuestro Giro, pero es que, además, se notan realmente confortables y ceden lo justo para no apretar demasiado contra la parte occipital (por detrás de las orejas) de la cabeza y provocar el molesto dolor que algunos modelos generan por tener varillas demasiado rígidas.

Sensacionales

Las buenas sensaciones que ha proporcionado este nuevo modelo de Adidas no se acaban aquí. Aunque a algunos les pueda parece no demasiado “chic”, la solución de la espuma, realmente muy discreta, justo por encima de la montura y enfrentada al arco de las cejas, es la solución más eficaz que conocemos para evitar la caída de sudor sobre la lente. De todas maneras esta espuma, para quien lo quiera, se puede desmontar incluso para lavar.

El campo de visión es realmente amplio y sin nada que lo pueda limitar al tener la montura abierta por debajo, algo que no ocurre por ejemplo en el modelo EvilEye original. La calidad de visión es ciertamente excelente y la ligereza, dentro de las cifras de las gafas más competitivas, con unos ínfimos 30 g de peso. La lente guarda una buena distancia respecto a la cara, por lo que no son unas gafas especialmente propensas a empañarse.

Por último, cabe resaltar que estas Adidas han sido galardonadas recientemente con los Plus X Award, unos premios destinados a productos que destacan por su innovación y diseño.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.