Estamos en la época más fría del año y los días cuentan con menos horas de luz. Muchas veces, es complicado encontrar tiempo para entrenar o hacer rutas y, al final, hay que salir a rodar por las tardes.

Por eso, desde Garmin quieren ayudarte a superar posibles obstáculos y que salves cualquier situación lumínica, ya sea en zonas urbanas o en ámbitos rurales.

Luces inteligentes Varia™ y Varia™ UT 800

Para cumplir con la normativa establecida y circular en bici por la noche con total confianza, Garmin dispone en su catálogo de Varia™ UT 800, una luz delantera de alta intensidad que se puede emplear tanto para zonas urbanas (versión carretera) como para caminos y senderos (versión MTB).

De igual modo, dispone del pack de luces frontales y traseras inteligentes Varia™, que funcionan tanto de manera independiente como conectadas a un ciclocomputador compatible Edge®.

Todas estas luces tienen la capacidad de ajustar el brillo automáticamente cuando están vinculadas con ciclocomputadores Edge® compatibles*. Una vez se sincronizan, adaptan de manera automática la intensidad del haz en función de la velocidad y el perfil del recorrido. De este modo, se obtiene una luz más intensa a mayor velocidad, mientras que se hace más tenue a velocidades menores.

También, se adaptan automáticamente según la luz ambiental y la capacidad de la batería, para que el usuario disfrute de recorridos más largos. Pero, además, con tan sólo pulsar un botón en el ciclocomputador Edge® o mediante el mando del que se acompañan, es posible encender y apagar la luz, controlar el brillo y mucho más.

 El diseño de Varia™ UT 800 permite acoplarlo en el manillar mediante el soporte frontal o en el casco a través del soporte para casco o por fricción**.

Radar Varia™

Otro de los elementos claves para aumentar la confianza de los ciclistas, ya sea en invierno o verano, pero especialmente de noche, es el pionero sistema de radar para bicicletas de Garmin, que avisa cuando un vehículo se acerca por detrás hasta una distancia de 140 metros. También compatible con diversos modelos de Garmin Edge®*, es capaz de mostrar (en la unidad principal o en el dispositivo Edge®) los distintos vehículos que se acercan e indica la velocidad de aproximación relativa y el nivel de riesgo mediante un código de colores.

Además, la luz trasera del radar también actúa como un aviso para los vehículos acerca de la posición del ciclista, puesto que cambia su destello para alertar al conductor del coche de la presencia del ciclista.

Un gran ciclocomputador: Edge® 1030

Para completar las herramientas que marcarán la diferencia entre una ruta con incertidumbre y una con confianza, nada mejor que contar con el ciclocomputador Edge® 1030, compatible con la familia Varia™. Entre sus principales prestaciones, destaca la función de rutas populares Trendline™, que emplea millones de kilómetros de recorridos en bici (subidos por los usuarios a Garmin Connect) para mostrar las mejores y más frecuentadas rutas en carretera y montaña. Además, tiene preinstalado Garmin Cycle Map, que proporciona mapas con navegación giro a giro y alertas de navegación que avisan cuando se acercan las próximas curvas. Durante los recorridos en bicicleta, también es posible consultar los datos de altura, puntos de interés o buscar direcciones.

 

Garmin Edge® 1030 está provisto de tecnología Wi-Fi®, Bluetooth® y ANT+™ y dispone de una función de mensajería entre ciclistas que permite enviar mensajes predeterminados entre dispositivos Edge® compatibles. Del mismo modo, responde a las llamadas perdidas o a los mensajes de texto con mensajes predeterminados para que familiares y amigos estén siempre al tanto. En el caso de necesitar ayuda, el usuario puede enviar un mensaje a sus compañeros de ruta vinculados a GroupTrack (una función de seguimiento que, vinculada a un smartphone compatible, puede rastrear hasta 50 usuarios), para que puedan encontrarle fácilmente. Los familiares también pueden conocer en tiempo real la posición del ciclista con la herramienta LiveTrack.

Incluso, dispone de una función de detección de incidentes que envía automáticamente la ubicación a un contacto de emergencia en caso de que el dispositivo detecte una caída. Dicha localización también se puede mandar manualmente. Por su parte, este ciclocomputador es compatible con el soporte frontal de Garmin, que mantiene el dispositivo alineado con el manillar, no por encima del mismo, y que facilita el cambio de los accesorios opcionales, como por ejemplo la batería externa Garmin Charge.

Finalmente, Garmin Edge® 1030 integra la función Strava Live Segments y aporta una autonomía de hasta 20 horas ampliable hasta 40 horas con el pack de alimentación Garmin Charge™ (opcional).

Más información en www.garmin.com/es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.