Garmin hha presentado en Unibike sus principales novedades de su gama de ciclismo que, este año, se centran en un potente y avanzado ciclocomputador, Edge® 1030 y en un nuevo medidor de potencia: Vector™ 3 y 3S.

Garmin Edge® 1030: el ciclocomputador definitivo

Este dispositivo cuenta con las más novedosas herramientas de navegación y es compatible con la amplia gama de accesorios de ciclismo de Garmin, con los que es posible medir los aspectos clave del rendimiento de cualquier ciclista. También, utiliza elementos que ayudan a mejorar la confianza sobre la bicicleta. Entre sus principales prestaciones, destaca la función de rutas populares Trendline™, que emplea millones de kilómetros de recorridos en bici (subidos por los usuarios a Garmin Connect) para mostrar las mejores y más frecuentadas rutas en carretera y montaña. Tanto en entornos de competición como en desplazamientos al trabajo o aventuras, esta herramienta proporciona los recorridos que mejor se adaptan al ciclista.

Además, tiene preinstalado Garmin Cycle Map, que proporciona mapas con navegación giro a giro y alertas de navegación que avisan cuando se acercan las próximas curvas. Durante los recorridos en bicicleta, también es posible consultar los datos de altura, puntos de interés o buscar direcciones.

Confianza, tranquilidad y comunicación

En lo que respecta a comunicación y conectividad, Edge® 1030 está provisto de tecnología Wi-Fi®, Bluetooth® y ANT+™ y dispone de una función de mensajería entre ciclistas que permite enviar mensajes predeterminados entre dispositivos Edge® compatibles. Del mismo modo, responde a las llamadas perdidas o a los mensajes de texto con mensajes predeterminados para que familiares y amigos estén siempre al tanto y tranquilos. En el caso de necesitar ayuda, el usuario puede enviar un mensaje a sus compañeros de ruta vinculados a GroupTrack (una función de seguimiento que, vinculada a un smartphone compatible, puede rastrear hasta 50 usuarios), para que puedan encontrarle fácilmente. Los familiares también pueden conocer en tiempo real la posición del ciclista con la herramienta LiveTrack.

Aliado perfecto de la gama Varia™

Garmin Edge® 1030 se puede conectar con la gama de productos Varia™, tanto el radar de visión trasera como las luces inteligentes de esta familia, componentes que contribuyen a mejorar la confianza sobre la bicicleta. Incluso, dispone de una función de detección de incidentes que envía automáticamente la ubicación a un contacto de emergencia en caso de que el dispositivo detecte una caída. Dicha localización también se puede mandar manualmente.

Por otra parte, este ciclocomputador es compatible con un nuevo soporte frontal, que mantiene el dispositivo alineado con el manillar, no por encima del mismo, y que facilita el cambio de los accesorios opcionales, como por ejemplo la batería externa Garmin Charge. Finalmente, Garmin Edge® 1030 integra la función Strava Live Segments, recientemente actualizada, y aporta una autonomía de hasta 20 horas ampliable hasta 40 horas con el pack de alimentación Garmin Charge™ (opcional).

Garmin Vector™ 3 y 3S: medición avanzada

La forma más fiable de calcular la potencia es contar con un medidor como Vector™. Ampliamente reconocida y valorada por los ciclistas, esta familia da la bienvenida a sus nuevos modelos: Vector™ 3 (detección doble) y Vector™ 3S (detección individual).

Con un diseño renovado, más ligero y resistente que las versiones anteriores, y una relación calidad-precio muy competitiva, este medidor se aloja directamente en los pedales para proporcionar datos precisos y fiables en cada sesión de entrenamiento. Además, al no contar con receptáculos, se instala como cualquier otro pedal y es muy sencillo de cambiar por el propio usuario.

Vector™ 3 está concebido como un sistema de detección doble que ofrece la posibilidad de ver la potencia generada por la pierna izquierda y derecha de forma individual. Este medidor calcula la potencia total, la cadencia y el equilibrio entre la pierna izquierda y derecha, además de dinámicas de ciclismo avanzadas, lo que ayuda a personalizar el entrenamiento en función de los puntos fuertes y débiles a fin de mejorar la técnica de los usuarios. Asimismo, realiza el seguimiento de la posición del ciclista para determinar cuándo y durante cuánto tiempo permanece sentado o de pie. Muy sencillo de instalar, cambiar y usar, no es necesario considerar repercusiones complejas en la transmisión o en las ruedas y, tampoco, instalar sensores externos.

Por último, está equipado con tecnología Bluetooth®, lo que facilita su comunicación con ciclocomputadores Edge® compatibles, y dispositivos de ejercicio ANT+, entre los que se encuentran equipos Forerunner® y fēnix®, o la aplicación Garmin Connect Mobile. A todo lo anterior se suma la facilidad para actualizar el software con cualquiera de los dispositivos anteriores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.