No cabe duda de que la calidad de Giant fabricando en carbono es soberbia. El cuadro de la XTC es toda una muestra de cómo hacer un cuadro muy compacto para una 29er. Si quieres sentir todo lo que pasa debajo de tus pedales, ésta es tu bici.

Cuadro

Lo del cuadro de la Giant es impresionante. El modelo más económico del comparativo tiene un cuadro que ha basado su éxito en unas medidas supercompactas –es el más corto entre ejes del comparativo– y un triángulo principal en talla M, muy pequeño y, por consiguiente, muy, pero que muy rígido. De hecho, es una talla mediana muy pequeña, con lo que si mides más de 1,75, lo ideal sería la L.

El cuadro está cuidado al detalle. Hay que destacar la dirección Overdrive 2 con medida de 1-1/2” en la parte inferior y 1-1/4” en la superior, un tremendo tubo diagonal con sección cuadrada, un pedalier superreforzado y unas vainas y tirantes que buscan una rigidez vertical muy alta, sacrificando la absorción tanto vertical como lateral. Esto es muy determinante en el comportamiento de la bici, ya que la Giant se nota tan rígida que hay momentos en los que preferirias un poco más de comodidad y de absorción del cuadro. Lo curioso es que la posición de conducción es muy elevada en la parte delantera, nada racing, pero el comportamiento del cuadro es 100 % racing por su rigidez y transmisión de pedalada.

Cómo va

Y es que esa posición erguida que te comentaba es algo que influye mucho en las sensaciones de la Giant. La bici no es ligera, pero se mueve muy bien. Es corta entre ejes, de hecho es la más corta de las cinco, pero debido a que las vainas son bastante largas, 445 mm, no la notas lo ágil que piensas que va a ser por una posición tan elevada delantera. Es una bici que si le ponemos una potencia de 100 mm, recta o invertida y un manillar plano y más ancho, tendría mucho más sentido. Estaríamos convirtiéndola en una bici mucho más pedaleadora, y dado que el cuadro es todo rigidez, sería más correcta para todos los que quieran competir con ella. Independientemente de esto, tal y como viene montada, tienes una posición muy cómoda. La bici se mueve muy bien bajando y con el manillar de doble altura se controla muy bien.

La horquilla y el bloqueo remoto no acompañaron mucho, ya que el tacto de la horquilla era demasiado duro, aún quitando presión, y el botón del mando remoto no iba demasiado fino. Esto perjudicaba tanto a la hora de pulsarlo como en el caso de la horquilla a la hora de bajar, cuando no teníamos mucha absorción. Suponemos que fue un tema puntual de este modelo de pruebas, ya que la Recon Gold de RockShox suele funcionar muy bien. Subiendo es otra historia, ya que sube sin problemas, con muy buen aprovechamiento de la pedalada. Es importante jugar un poco con las presiones, ya que los neumáticos Racing Ralph de Schwalbe van mucho mejor con una presión más baja que dé más grip. Nos gustó la combinación de SRAM en las bielas con doble plato y el SLX en pulsadores y cambio trasero. No nos gustaron tanto los frenos Shimano M395, que son demasiado sencillos y se mostraron inestables de funcionamiento. El valor de la Giant es un cuadro que tiene calidad de sobra para convertirse en una bici perfecta para competir o para tus salidas más exigentes.

 

Para ver más fotos de este modelo, ve a la galería de imágenes. Y si quieres ver la ficha técnica, pincha aquí.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.