Gilbert alcanza el Adoquín de la París-Roubaix
PUBLICIDAD

Gilbert alcanza el Adoquín de la París-Roubaix

Teniendo nosotros a Alejandro Valverde, lo cierto es que ya no debería sorprendernos nada. Pero poca gente pensaría al principio de esta París-Roubaix que el ganador en el Velódromo iba a ser un corredor que ronda ya los 37 años de edad. Sin embargo, Philippe Gilbert ha alzado el Adoquín en una carrera realmente agónica donde todo el mundo ha llegado a meta completamente muerto.

El viento -por muchos tramos favorable y en otros des costado- ha avivado mucho la velocidad de los corredores y eso ha sido determinante para que la carrera nunca se pare. No hemos visto esa típica fuga-bidón que coge 10-12-15 minutos y luego es barrida sin piedad por el pelotón. Aquí, lo más parecido a una escapada ha sido un grupo de 23 ciclistas que nunca ha llegado a tener más de 50 segundos de renta.

Hasta que en el tramo de Arenberg, donde tradicionalmente se efectúa la primera gran selección, hemos visto precisamente eso: una gran selección. Pero la definitiva ha sido después, cuando un grupo de siete se ha ido justo antes del sector de Mons-en-Pèvele, todavía con más de 50 kilómetros por delante.

Sagan, Vanmarcke, Wout Van Aert -tras una avería, una caída, ir a más de un minuto del pelotón y volver a entrar solo-, Lampaert, Politt, Gilbert e Iván García Cortina se han marchado solos… pero el joven asturiano ha acabado pinchando y ahí se le ha ido la carrera. Por desgracia.

De este grupo, Van Aert ha echado abajo un intento de Sagan, secundado por Gilbert y Politt, para romper el grupo. El ex campeón del mundo, no obstante, tampoco ha sido hoy el que era. Ha entrado completamente fundido en meta, sin disputar siquiera el cuarto puesto a Vanmarcke, que era lo único que tenía en juego para entonces. También Van Aert ha reventado, incluso antes que Sagan. De hecho, lo ha pasado el grupo de perseguidores y ha llegado el 22º a meta.

Gilbert y Politt sí han hecho camino en el Carrefour de L’Arbre, entendiéndose bien primero y recelando después uno del otro, pero sólo una vez entraron al velódromo. En la última recta, el belga ha atacado y vencido al alemán, de quien después ha dicho que ha «merecido esta victoria» tanto como él mismo. Tercero ha sido Lampaert. Deceuninck-QuickStep se lleva el último premio gordo de la campaña de adoquines. Y Gilbert alcanza 75 victorias como profesional. Un ciclista Monumental.

Te recomendamos

Titan Almeria

Deja un comentario