Giro de Italia: Diez nombres propios de la primera semana

La primera semana del Giro ha tumbado casi todos los pronósticos. Después de nueve etapas no se adivinan un claro favorito ni un equipo dominador, hecho extraño en el ciclismo actual. Los abandonos, las escasas diferencias en la general y la terrible última semana en los Alpes dejan un panorama incierto.

1º. Joao Almeida (Deceuninck-Quick Step). La ausencia de Evenepoel, llamado a liderar la manada, una gran contrarreloj inicial y su capacidad de sufrimiento en la montaña han llevado a este portugués de 22 años hasta una inesperada maglia rosa. Si no pasa nada raro, podría mantenerla hasta el próximo domingo en Piancavallo (14,3km al 7,9% de pendiente media), el primer gran puerto del Giro.

2º. Wilco Kelderman (Sunweb). Sempiterno aspirante a pisar el podio de una grande, casi nadie contaba con el neerlandés de 29 años antes de empezar la carrera, pero se encuentra ante una oportunidad inmejorable. Dos ataques en el Etna (4º) y Roccaraso (8º) han elevado su valor en la bolsa y solo 30 segundos le separan del liderato.

3º. Pello Bilbao (Bahrain-McLaren). El vizcaíno se ha encontrado sin quererlo en una posición ventajosa para luchar por su mejor registro en tres semanas. A favor, una contrarreloj para brillar y sus condiciones de fondista . En contra, la fatiga: es uno de los pocos ciclistas que acabó el Tour y tomó la salida en el Giro.

El grupo de favoritos, en la subida al Etna. Foto: RCS

4º. Domenico Pozzovivo (NTT). Como a Kelderman o Bilbao, pocos podían imaginar al veterano italiano de 37 años en la pelea por el podio. Con seis puestos en el top 10 no tiene nada que perder y debería cambiar esa actitud conservadora que le ha caracterizado siempre.

5º. Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo). Hace unos años diríamos que este Giro es para el Tiburón, pero no transmite buenas sensaciones. Lo intentó subiendo el Etna y bajando el Valico de Montescuro, pero le falta chispa y en Roccaraso perdió tiempo con los mejores. No podemos descartarle: conoce la carrera mejor que nadie y ya sabe lo que es ganar en la tercera semana.

6º. Jakob Fuglsang (Astana). De menos a más, ha disipado las dudas que sembró en la Tirreno-Adriático y en la contrarreloj inicial con su explosivo final en Roccaraso. Sin Vlasov ni Supermán López, bajas sensibles en la montaña, tendrá que defenderse en solitario.

66º. Filippo Ganna (Ineos Grenadiers). El campeón del mundo contrarreloj cumplió con los pronósticos en Palermo y se vistió la primera maglia rosa. Cuatro días después asombró con sus dotes escaladoras en el Valico de Montescuro para anotarse su segunda victoria. Algunos le comparan con Indurain, palabras mayores.

Démare, triple ganador de etapa y maglia ciclamino. Foto: RCS

134º. Arnaud Démare (Groupama-FDJ). El campeón francés y su equipo acertaron de pleno al dejar el Tour a un lado y apostar por la Corsa Rosa. Tres etapas, sin rival al esprint, y una amplia ventaja en la lucha por la maglia ciclamino dan forma a un botín que puede crecer hasta Milán.

Abandono. Simon Yates (Mitchelton-Scott). El Giro no es su carrera. En 2018 parecía dominó hasta que reventó a dos días del final. En 2020 llegó como el gran favorito, pero en el Etna se dejó más de tres minutos con sus rivales y saltaron todas las alarmas. Para colmo, dio positivo en coronavirus y no tomó la salida antes de la octava etapa.

Abandono. Geraint Thomas (Ineos Grenadiers). El otro gran señalado para la lucha por la maglia rosa tampoco llegará a Milán. En la neutralizada de la tercera etapa se fue contra el asfalto por culpa de un bidón perdido, se dejó doce minutos en la cima del Etna y un día después dijo adiós a la carrera con una fractura de pelvis.

1ª: Ganna / 3ª: Caicedo / 5ª: Ganna / 7ª: Démare / Clasificaciones / Recorrido

Una caída terminó con las aspiraciones de Thomas. Foto: RCS

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.