El mercado de fichajes sigue ahí, moviéndose de forma latente, a mes y medio de que llegue el esperadísimo 1 de agosto. Y en Bélgica las cosas se han puesto tensas en casa del Lotto Soudal con la posible renovación –o no- de André Greipel, el veterano sprinter alemán de 36 años, nada menos.

¿Y qué es lo que ha pasado? Pues que no se ponen de acuerdo, básicamente. En primer lugar, según informa Cyclingnews, el equipo hizo al corredor una oferta buena en lo económico, pero sólo por una temporada más, y el representante del ‘Gorila’ pidió otro año más. Todo quedó emplazado a una nueva reunión.

La siguiente propuesta fue, todo esto siempre según el entorno del ciclista, de dos temporadas –ya sí- pero no satisfacía las pretensiones económicas de Greipel. Se quedaba por debajo de lo esperado. Y es que el equipo tiene reservas con la edad del germano. Se antoja complicado que pueda mantener el nivel que ha dado ya con 38 años.

nueve-ideal-2015-greipel

El verdadero lío llega en esta Vuelta a Suiza, pues el manager de Lotto-Soudal, Paul De Geyter, afirmó ante el portal anglosajón que Greipel no tenía ninguna oferta sobre la mesa: “Hemos hablado del futuro y de cómo vemos las cosas, pero no de un acuerdo concreto”. Sin embargo, al día siguiente Greipel fue mucho más claro: “Si dice eso, está mintiendo. Me ofrecen dos años, pero no estoy contento con los términos”, aseguraba.

Está previsto que ambas partes se reúnan este viernes en la ronda helvética. Pero aún está por ver que ese encuentro finalmente se produzca, ya que la relación se ha empezado a tensar. Greipel asegura que su nivel y sus números son “los mismos” ahora que hace varios años y que su nivel deportivo “no ha bajado”. Y quiere dos temporadas para evitar que una caída o lesión pueda enterrar su carrera dada su edad. Mientras tanto, otros sprinters como Caleb Ewan suenan en los mentideros para reforzar al equipo belga. Definitivamente, agosto se acerca. El mercado se mueve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.