En vísperas de la única etapa con final en cuesta del Dubai Tour, Elia Viviani es el nuevo líder. Pero hoy realmente el italiano no es la noticia. La atención se centra en el motivo por el que ha asumido el primer puesto de la general. Y la otra noticia del día es la victoria de Mark Cavendish en una llegada en la que, hoy sí, se han metido prácticamente todos los sprinters de primera línea del pelotón.

Groenewegen ha sido décimo en meta, por lo que en un principio podía mantener el maillot de líder gracias a las bonificaciones de los dos primeros días. Pero cuando llegó a meta se encontró con una penalización de 20 segundos que no esperaba… o tal vez sí. Porque el neerlandés era ‘culpable’ de los hechos sancionados.

Después de un problema mecánico que le hizo perder el pelotón, el coche de Lotto NL-Jumbo llevó al corredor de nuevo hasta la cola del grupo. El gesto no pasó inadvertido a los jueces, que no han dudado en sancionarle. En cualquier otra carrera de mayor nivel, impacto y a otras alturas de temporada, probablemente esto no habrían supuesto 20 segundos. Más bien se le ha dado un toque de atención.

Cavendish sonríe de nuevo

La parte buena del día ha ido para Mark Cavendish que, hoy sí, ha sido el más rápido al sprint. Además sin equipo, buscándose la vida solo por detrás del tren que se ha impuesto, que una vez más ha sido el de Quick Step. Pero esta vez el británico de la Isla de Man sí ha encontrado las piernas necesarias para sobrepasar a sus rivales, que hoy eran todos los de primera línea mundial de la velocidad.

Segundo ha sido Bouhanni y tercero Kittel, lo que da una idea del nivel del sprint. Tras sumar su primera victoria del año, ‘Cav’ ha afirmado que todavía no se encuentra “ni mucho menos cerca del estado de forma esperado” para el Tour de Francia. Es decir, que todavía tiene margen hasta que lleguen los grandes objetivos. Algo lógico estando en febrero.

Veremos qué pasa en el repecho de Hatta Dam, pero lo normal es que otro tipo de sprinter, más poderoso en las cuestas, coja la alternativa. John Degenkolb es un buen nombre para apuntar en las quinielas. En cualquier caso Viviani debería poder mantener el maillot de líder, aunque también depende de lo violenta que se ponga la carrera antes. Porque, no olvidemos, Vincenzo Nibali también está en competición. El final es demasiado explosivo para él, pero antes hay cierto terreno donde endureciendo se puede eliminar a sprinters. Una etapa distinta e interesante a seguir.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This