Para los que no lo conozcáis, os diremos que Hans ‘No Way’ Rey es uno de los pioneros del mountain bike. Mito como pocos, estuvo ligado al mundo del biketrial desde sus inicios hasta acabar su carrera profesional. Después de esto se dedicó a realizar viajes aventureros encima de una mountain bike. Con 46 años, continúa… ¡Y encima tiene una GT Zaskar con su sello!

Pues sí, un mito donde los haya. No en vano, desde 1999 Hans es uno de los miembros del Mountain Bike Hall of Fame, donde sólo ingresan personas con una carrera y un currículum en nuestro deporte insuperables. Retirado de la alta competición en 1997, Hans Rey está vinculado a GT desde 1987, por lo que esta temporada ya serán 25 años montando sus bicis. Una cifra que la firma norteamericana ha querido celebrar sacando al mercado una gama con tres modelos en una serie limitada denominada Hans Rey.

En ella podemos encontrar una Karakoram, una Avalanche y una Zaskar 100. Y esta última es la que ha puesto a disposición de Solo Bici el distribuidor en nuestro país, Macario Llorente. Tenemos que decir que se venden por encargo, por lo que si quieres una, tendrás que pedirla expresamente. Y otra cosa importante es que parte de lo que pagues por ella va destinado al proyecto Wheels4Life del bueno de Hans

Gran cuadro

Con el cuadro íntegramente fabricado en carbono, su estética es espectacular se mire por donde se mire. De hecho, los tres modelos de la serie limitada cuentan con la misma estética, aunque lógicamente, con un montaje bien diferente, ya que los componentes de la Zascar 100 pertenecen a una gama superior .

Su diseño es como el del resto de Zascar Carbon con ruedas de 26”de la marca, aunque hemos de remarcar que en España solamente llegarán los modelos de 29 pulgadas: pipa conificada, parte de su cableado interno, y una línea y curva de tubos que le dan una elegancia y personalidad fuera de toda duda. Cabe destacar que el eje de la rueda trasera es QR convencional, que al fin y al cabo es todavía lo que equipan muchas bicis de cross country con ruedas de 26”, ya que la flexión de rueda no es tan crítica como si fuera una 29er. Además, el basculante ha sido muy pensado para ser resistente y se le intuye una rigidez más que suficiente.

Como característica principal encontramos su sistema de suspensión trasera, el Independent Drivetrain, dicho de otra manera, el I-Drive que todos conocemos de GT. Este sistema cuenta con una serie de puntos de giro que hacen que el pedalier sea flotante, y posee una pequeña pletina que cumple la función de desplazar el pedalier para adelante o para atrás en función del impacto que reciba el amortiguador. Así, conseguimos que la distancia entre el eje de pedalier y la rueda trasera se mantenga invariable en todo momento, por lo que no afectará para nada el movimiento de la trasera a la tensión de la cadena.

Para dar el tacto a este sistema, la Zaskar 100 equipa un FOX Float RP23 Factory con tratamiento Kashima para mejorar su sensibilidad. Según catálogo, debería equipar un Float CTD, pero nuestra unidad de prueba finalmente montaba el RP23 -que, dicho sea de paso, funcionó perfectamente.

GT Zaskar 100 Hans Rey_SoloBici 5
¡Qué montaje!

Vale la pena detenerse en los componentes que monta esta edición de Hans Rey porque cada uno de ellos está muy pensado y son de gran calidad. Sin dejar para nada de lado la estética del conjunto, la horquilla es una FOX 32 Float CTD Factory con Kashima de 120 mm de recorrido, para darle unas posibilidades más trails.

No vamos a ser malpensados, pero parece que en GT han pensado la estética de la bici basándose en ella… Respecto a la transmisión, toda ella está formada por el grupo Shimano XT (con pedalier de tres platos), a excepción de la cadena, que es una KMC de las más ligeras, además de ser dorada. En los frenos también se confía en el XT, y es que su nivel es inmejorable. Las ruedas son unas espectaculares CrankBrothers Cobalt 2, y se les suma a éstas unas cubiertas Maxxis Sphinx. El manillar, la potencia y la tija de sillín también son CrankBrothers. Esta última destaca por ser telescópica, algo atípico en este tipo de bicis, y nos gusta mucho la inclusión en sus especificaciones.

Cómo va

La Zaskar 100 ha evolucionado hacia una bici más cross country de lo que era. Anteriormente habíamos probado la versión Expert (Solo Bici número 250), que se comportaba más como una trail, pero la diversificación de modelos de la marca ha hecho que su tendencia sea buscar más la efectividad que no la comodidad.

De esta manera, cuando le apretamos a los pedales la respuesta es inmediata. Además, su rigidez es perfecta, gracias a los generosos rodamientos del I-Drive, cosa que ayuda, sin duda, a la transmisión de la fuerza. La verdad es que nos gustaría una posición algo más erguida, ya que es demasiado cross country old school, lo que nos fuerza a estar demasiado encima del manillar. A pesar de esto, el control del tren delantero es correcto, si bien la estabilidad es una de sus grandes bazas, dejando algo mermada la manejabilidad y diversión, sobre todo a la hora de bajar, aunque su generoso ángulo de dirección ayuda al control.

Se nota que se ha buscado ofrecer una bici muy apta tanto para cross country como para maratón, aunque queda algo más limitada para un uso más trail, que en las anteriores versiones parecía que era lo que buscaban. Eso sí, subiendo va de maravilla siempre que la tracción no nos falle, cosa que nos pasó de vez en cuando, ya que las cubiertas Maxxis son de cross country puro y duro con un taqueado muy pequeño, lo que nos obliga a reposicionarnos encima de la bici a menudo. El I-Drive se deja notar, sin duda, sin percibir tensiones innecesarias. Por el resto, todo muy bien, excepto la limitación que por el momento ofrece el CTD de la horquilla FOX, ya que, como llevamos diciendo toda la temporada, la posición Descend queda demasiado diferenciada de las otras dos, y éstas son demasiado iguales.

Sí destacaremos el hecho de que en GT hayan optado por montar una tija telescópica pese a ser una bici de cross country. Y es que su facilidad de manejo y control constante de la altura de sillín es básica -si no eres un pro. En definitiva, la Zaskar 100 Hans Rey es una buena opción si lo que buscas es sacar el máximo provecho de tus fuerzas y quieres algo especial. Con una estética aplastante, no pasarás desapercibido.

GT Zaskar 100 Hans Rey_SoloBici 11

Sistema de suspensión I-Drive (Independent Drivetrain)

A pesar de que pueda ser más complejo que la gran mayoría de los sistemas de suspensión trasera del mercado, el I-Drive está muy pensado. Técnicamente es un sistema de suspensión creado para mantener constante en todo momento la distancia entre el eje de la rueda trasera y el eje de pedalier, sea cual sea el movimiento que tenga el basculante al recibir impactos. De esta manera, se evitan los tirones de cadena presentes en muchos sistemas de suspensión trasera. Está formado por dos puntos de giro (el superior, que es el principal, y el inferior, que es el secundario) que se mueven al compás cuando actúa la suspensión trasera, gracias a una pequeña pletina que los une, desplazándose lo justo y necesario para que la distancia se mantenga constante en todo momento. De esta manera conseguimos que tanto recibiendo impactos como a la hora de darle a los pedales no notemos interferencia alguna en ningún momento. Y funcionó a la perfección.

A favor

– Efectividad de bici de cross country
– Funcionamiento general del conjunto
– Estética y montaje espectacular

En contra

– Posición algo larga, pese a ser cross country pura y dura
– CTD horquilla demasiado descompensado en posiciones

Ficha técnica

Galería de fotos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.