Guantes calefactables para bicicleta: cómo son y qué ventajas aportan

Guantes calefactables para bicicleta: cómo son y qué ventajas aportan

En invierno, una de las partes del cuerpo que más acusan el frío cuando se practica ciclismo son las manos, incluso llevando guantes. Si cada vez que sales acabas con ellas congeladas, tal vez te puedan venir bien unos guantes calefactables específicos para bicicleta. Te explicamos cómo funcionan, pros y contras de su uso y qué modelos puedes comprar actualmente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos2

Cada vez más ciclistas desafían el frío del invierno y no paran de salir en esta época del año. El gran desarrollo y variedad de ropa de abrigo disponible ha contribuido a que haya más ciclistas en la carretera o la montaña durante el periodo más atípico para practicar este deporte. Una de esas prendas de abrigo que, poco a poco, se están empezando a popularizar en las grupetas son los guantes calefactables, específicos para bicicletas.

Los guantes calefactables son un tipo específico de guantes muy usado desde hace años en el mundo de la moto y el esquí. Pero para ciclismo su implantación es algo más limitada, aunque poco a poco se van viendo cada vez más en las grupetas. Y año a año surgen modelos específicos para bicicleta.

Te enseñamos cómo son estos guantes, su diseño y tecnologías, y los comparamos con los guantes de invierno convencionales. Además, te enumeramos sus ventajas e inconvenientes, por si son la solución definitiva para que no pases frío en las manos. También te presentamos algunos de los modelos más destacados del mercado.

PUBLICIDAD Mobile_Pos3

Guantes calefactables para bicicleta: qué son y cómo abrigan

Los guantes calefactables de ciclismo son guantes de invierno que integran un sistema de calefacción adaptado que mantiene en todo momento una determinada temperatura en el interior. Esta temperatura incluso puede regularse en función de las necesidades del ciclista, o de las condiciones meteorológicas del momento.

Calefactor y tejidos aislantes

El sistema calefactable se basa, en la gran mayoría de modelos, en una resistencia eléctrica generadora del calor y un circuito de conductores de ese calor instalado entre el forro y tejido del guante, para que el calor llegue a todas o la mayor parte de la mano. Es el mismo sistema que utiliza un calefactor o estufa eléctrica, sólo que integrado en una prenda de vestir como un guante. La fuente de energía proviene de una batería compacta, extraíble y recargable en la mayoría de modelos.

PUBLICIDAD Mobile_Pos4

El sistema se puede encender y apagar mediante un pequeño interruptor o botón integrado sobre el dorso del guante. Además, algunos de ellos cuentan con su propio termostato para regular la temperatura del calefactor.

Detalle de la batería de los Ekoi Heat Concept 5. Se guarda en un pequeño compartimento del puño.

Pero, además de éste, el guante incluye una capa o forro aislante que evita la disipación del calor, además de otra capa de tejido transpirable para que no se sobrecaliente la prenda y la temperatura se mantenga estable, algo que podría ser muy peligroso para el propio ciclista. Por ello, la confección de este tipo de guante es más compleja y costosa que los de un guante de invierno convencional.

¿Cuándo usarlos? Rango de temperatura recomendado

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Los guantes calefactables están recomendados para un uso con frío muy intenso, con un rango de temperatura de entre – 20º C y 5º C. Su total efectividad a la hora de retener el calor y capacidad de mantener la temperatura durante toda la ruta los hacen ideales para rutas con temperaturas bajo cero, con frío y fuerte viento o nieve.

También son muy aconsejables para ciclistas que salgan o entrenen durante varias horas bajo el frío, o personas especialmente sensibles a éste. Gracias al calefactor, el ciclista tendrá las manos siempre calientes y operativas, garantizando que pueda agarrar bien el manillar y manejar la bici de forma cómoda y eficiente.

Ventajas de los guantes calefactables

· Es el tipo de guantes que más abriga y mejor retiene el calor.

PUBLICIDAD Mobile_Pos6

· Mantiene la temperatura estable de las manos durante toda la salida, evitando que se entumezcan o congelen, sin comprometer tu salud y también el propio manejo de la bicicleta.

· Es posible regular su temperatura interior durante la ruta, para adaptarse a bajadas de temperaturas repentinas. O usarse también como un guante de invierno convencional desconectando el sistema de calor.

Inconvenientes

· Son más pesados y menos ergonómicos que los convencionales, ya que añade el sistema de calefacción y la batería consigo. No obstante, de elegir, es preferible la ‘incomodidad’ de unos guantes calefactables a la de tener las manos frías o entumecidas.

· Necesidad de cargar la batería antes de cada salida (autonomía limitada).

· Aunque el circuito eléctrico está aislado del agua de lluvia, muchas marcas no recomiendan su uso con precipitaciones intensas.

· Precio elevado. De media, un par de guantes calefactables para ciclismo cuesta entre los 30 y los 100 euros, baterías incluidas.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Guantes calefactables VS convencionales: diferencias

Guantes de invierno convencionales Poc Thermal.

Si bien son muy similares en cuanto a diseño, grosor, inserciones antideslizantes, etc, habría que diferenciar los guantes calefactables de los convencionales, sobre todo por el uso y tipo de ciclista al que van destinados.

Te recomendamos hacerte con unos calefactables si sales en bici en invierno casi a diario, o realizas largas sesiones de entrenamiento, ya sea en la carretera o con la MTB. Aunque sean más caros de entrada, es una inversión que vas a amortizar en muchos aspectos, en comodidad, seguridad y rendimiento.

También te recomendamos que mires opciones si vives en una región especialmente fría en invierno o de montaña, y no quieres dejar de entrenar. En cambio, si montas en bici ocasionalmente en invierno o realizas rutas cortas, no aprovecharás al máximo sus beneficios, en relación a su alto coste.

Guantes calefactables de bici: modelos destacados

Como ya hemos dicho, la oferta de modelos de guantes calefactables para bicicleta es todavía algo limitada. Pero ya es posible elegir entre un rango de precios bastante amplio, aunque todavía muy elevado.

Xiaomi PMA

Comenzamos con este modelo de Xiaomi. La marca china también se ha lanzado a producir prendas calefactables, en este caso junto a PMA, como estos guantes destinados a actividades al aire libre, incluido el ciclismo. Están calefactados gracias a un sistema de 5 V y una batería de litio de 1900 mAh en cada guante. Además, la temperatura se puede regular a 3 intensidades. Su precio ronda los 60 €.

SealSkinz Waterproof Heated Cycle

Unos guantes calefactables específicos de ciclismo y muy exclusivos. Posee tres intensidades diferentes de abrigo: baja, media y alta, además de un indicador LED para ver el nivel de calor activo en ese momento. Confeccionado con membranas impermeables y cortavientos. Su precio es de 180 €.

Ekoi Heat Concept 5

La marca francesa cuenta con uno de los modelos más atractivos y personalizables del mercado. Los Heat Concept 5. Posee indicador LED para mostrar el nivel de carga de la batería, tres niveles de temperatura (30, 35 y 40º C) y una autonomía de hasta 4 horas. Su precio es de 171,40 €, aunque actualmente está rebajado en la tienda oficial de la marca y se puede adquirir por 87,50 €.

Therm-ic Ultra Heat

guantes calefactables therm ic ciclismo

Esta marca francesa está especializada en prendas calefactables para deportistas, incluidos los ciclistas. Poseen los Ultra Heat con inserciones de cuero, tres niveles diferentes de temperatura y un circuito de calor de 360º que llega a cualquier rincón de la mano. Su autonomía puede llegar hasta las 10 horas. Eso sí, todo ello tiene un elevado precio de 249,99 €.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Mussara

5 comentarios en «Guantes calefactables para bicicleta: cómo son y qué ventajas aportan»

  1. Mira en Aliexpress. No es algo nuevo, yo llevo utilizándolos desde hace muuuuuuchos años. No son la panacea, pero sí ayudan un poco, y a la vez te conviertes en un torpe a la hora de cambiar y frenar.

    Responder

Deja un comentario