No los utiliza todo el mundo, pero siempre son de ayuda. Los guardabarros nos protegen del barro y de las salpicaduras propias del terreno. Los hay de muchos tipos, pero dos de las cualidades que más se valoran son su estética –es innegable que cambian el look de la bici–, y su peso, al margen de las cualidades que le son propias, que se le suponen.

Ahora os presentamos el Kit Guardabarros SKS velo Urban, el compañero ideal para ir siempre limpio y seco. Pueden ser montados en cuadros con tubos de 25 y 35 mm de diámetro y, dado sus sistema de anclaje, bastan unos segundos para montarlos. Además, en el caso del guardabarros trasero se da la opción de reforzar el montaje con un soporte opcional de acero inoxidable de 3,4 mm de diámetro. Su peso es de 170 gramos , y su eficacia está fuera de toda duda, tanto si montas por el campo como por la ciudad. Su precio con IVA es de 25 euros.

Más información:

www.topfun.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.