El clásico bike park de Leogang (Austria) acogió la tercera prueba de la Copa del Mundo de Mountain Bike DH de esta temporada, después de las dos primeras citas de Lourdes (Francia) y Fort William (Escocia). Y, en suelo austriaco, volvimos a ver la mejor versión de Aaron Gwin. El campeón norteamericano, que no había brillado en las dos primeras citas de la World Cup DH, con el tercer lugar de Escocia como mejor resultado, fue el más rápido en el exigente trazado austríaco.

“Un día perfecto”, dijo Aaron Gwin, que detuvo el crono en 3:06.958, por delante del francés Loris Vergier y del flamante ganador de Fort William, Greg Minnaar, que de esta forma se consolida al frente de la general de la Copa del Mundo, con 472 puntos, por los 434 de Aaron Gwin y los 349 de Jack Moir. Cabe destacar el duelo actual que se mantiene al frente de la Copa del Mundo entre la veteranía y la juventud. Entre los 36 años de Minnaar o los 24 de Michael Hannah, octavo en Leogang, y los 20 de Laurie Greenland, 6º en Leogang, o los 21 de Luca Saw, 7º, en suelo austríaco; la misma edad que el galo Loris Vergier.

De esta forma, Gwin muestra su idilio con un trazado donde ya ganó en 2016 (recordemos aquella histórica victoria sin cadena) sumando este 2017 su primera victoria, mismo feeling que el de Vergier, quien también fuera 2º en 2016, en un trazado que registró ciertos cambios y que generaron bastante controversia, ya que a juicio de muchos rebajaba notablemnente la dificultad.

Por su parte, Àlex Marín volvió a ser el mejor de los nuestros y volvió a quedarse a la puerta del top 20. En esta ocasión hizo el 20º mejor registro, con 3:15.681.

En categoría femenina las cosas estuvieron mucho más igualadas y la victoria fue para la inglesa Tahree Seagrave, la primera en la Copa del Mundo, después de detener el crono en 3:36.082, por los 3:36.775 de Tracey Hannah o los 3:38.582 de Myriam Nicole, recordando la baja de la gran dominadora de la especialidad, Rachel Atherton.

Seagrave, tercera del ranking UCI DH, empezó la temporada siendo 3ª en Lourdes y después bajó hasta la 9ª plaza en Fort William, a buen seguro que este resultado le carga las pilas de moral de cara a las siguientes citas.

Y recordemos que la cuarta prueba de la Copa del Mundo DH es nada más y nada menos que en Vallnord (Andorra), donde de nuevo vamos a vibrar con el evento doble de Cross Country y Descenso. La cita, el primer fin de semana de julio.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.