Hedkayse One es un casco muy diferente al que acostumbramos a llevar en bicicleta, sobre todo por su llamativo diseño exterior.

Pero tiene otras curiosidades aún más destacables, como su capacidad para plegarse o el hecho de ser reutilizable tras un impacto.

Muchos modelos de casco se pueden estropear tras recibir unos pocos golpes o incluso después de uno fuerte, pero el Hedkayse One no.

El secreto está en su material llamado enkayse, que ha patentado la propia marca, en lugar del poliestireno (EPS) que suelen usar los fabricantes de cascos.

La gran diferencia de ambos materiales es que el EPS se comprime para absorber la intensidad del impacto, mientras que el enkayse hace lo propio pero además recupera su forma poco después, parecido a lo que pasa con un colchón de látex.

El Hedkayse solo está disponible en un tamaño, pero abarca cabezas que van desde los 49 centímetros hasta los 58,5 centímetros. Aunque, como mencionábamos antes, ocupa la mitad del espacio si lo plegamos para transportarlo en una mochila o donde guste.

Este casco tiene un peso de 500 gramos y está disponible en siete colores distintos a un precio de 150 libras, que equivale a casi 170 euros.

Para más información puedes visitar la página web oficial de Hedkayse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This