La temporada 2019 ha empezado ya en España con la Challenge de Mallorca y en estos días ya hemos podido ver la primera victoria de un corredor de nuestro país. Jesús Herrada se alzó con el triunfo el pasado jueves en el Puig Sant Salvador. Un duro ataque antes del último kilómetro fue suficiente para el de Mota del Cuervo, que llevaba más de año y medio sin alzar los brazos.

Lo sorprendente es que, precisamente, Herrada no es el típico corredor que destaque en los muros explosivos y empinados. No es lo que se dice un escalador puro, más bien un hombre completo que se defiende bien en todos los terrenos. Pero ha empezado la temporada con mucha fuerza y arranca la temporada ejerciendo del líder que Cofidis estaba buscando. Un hombre capaz de disputar vueltas de una semana y con la calidad necesaria para elegir camino en las grandes vueltas.

De hecho, en el segundo asalto de la Challenge -el Trofeo Andratx-Lloseta- volvió a pelear la victoria y acabó quinto. Pero esta vez el que alzó los brazos fue el alemán Emanuel Buchmann. Otro ciclista que no es especialmente ganador, pero se perfila como el próximo ‘vueltómano’ alemán. Le faltó un poco para entrar en el Top10 de la Vuelta a España 2018 después de estar toda la carrera dentro. Precisamente le falló lo que en su cuerpo técnico veían como su gran fortaleza: el fondo físico.

jesus-herrada-sant-salvador-challenge-mallorca-2019

Ahora, con 26 años -cumplirá 27 en noviembre- espera dar un paso más y poder pelear alguna general. De momento empieza con buen pie porque no sólo fue la victoria de ayer… es que en el Trofeo Tramuntana-Soller-Deià de hoy también ha sido claro protagonista. Coronó primero el Puig Major buscando una hazaña todavía mayor, pero esta vez no fue posible.

Y no lo fue porque entró en escena el tercero de la ecuación. Tim Wellens ha vuelto a ganar en su jardín particular. Ya van tres triunfos seguidos en Deià. Esta vez en solitario, saliendo a por Buchmann en primera persona -con un Sergio Higuita que está dejando bien alto el listón con la Fundación Euskadi-, pasándolo y presentándose sin más compañía en meta para celebrar su triunfo.

Son los grandes nombres propios de estos primeros cañonazos de la temporada 2019 en nuestro país. Tres corredores todavía con margen de progresión por delante, nacidos en 1990 (Herrada), 1991 (Wellens) y 1992 (Buchmann) y que ya saben lo que es ganar este año. Acabamos de empezar, pero mejor empezar así.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This