Josef Ajram nos cuenta como se supera… Sergio Paz.

Texto: Josef Ajram

Fotos: Marc Gasch

EL PASADO MES DE MARZO TUVE LA OCASIÓN DE ALUCINAR DOS VECES EN POCOS MINUTOS, ALGO REALMENTE DIFÍCIL CUANDO LLEVAS UNA VIDA DE VÉRTIGO, LLENA DE VIAJES Y EMOCIONES BURSÁTILES.

Era el día 21 de marzo, estaba nada menos que a 10.000 kilómetros de Barcelona, concretamente en Cape Town, la preciosa ciudad que cada año alberga a los 1.200 riders que toman parte en la Cape Epic, una de las pruebas maratón más duras y emblemáticas del mundo.
El primer motivo por el que aluciné fue por la emoción de estar haciendo el check in con mi amigo Santi Millan para esta prueba. Es fascinante sentirse dentro del ambiente y los preparativos de este evento. El segundo motivo y definitivo fue, sin duda, tener mi primer contacto con Sergio Paz, conocido por todos sus amigos como Xepo.

Sergio, cuéntanos un poco de ti…

Me llamo Sergio Paz, tengo 42 años, estoy casado y soy padre de dos niños. Vivo en Tarragona y soy un apasionado de la bicicleta. Aunque toda mi vida he jugado a fútbol, hace ahora 4 años que descubrí en serio la bicicleta y tengo que decir que me ha atrapado sin remedio.

Reconozco que me impactó verte en el check in de la Cape con la prótesis en la mano. ¿Cuándo ocurrió el accidente?

Fue hace mucho, por aquel entonces tenía 16 años. Era mi primer trabajo. Yo era estudiante y quería ahorrar un dinero para ayudar a mis padres, les estaba muy agradecido. Fue un accidente laboral que ocurrió en una fábrica de Reus al cabo de un mes de estar trabajando. Sin duda, aquel momento fue un golpe durísimo, se te cae el mundo encima.

¿Y cómo se afronta un hecho así?

Al principio fue tremendo. Reaccionas mal y te aíslas del mundo. Llega un momento en el que no quieres saber nada de nadie. Pero con el tiempo, te das cuenta de que hay que tirar adelante, de que hay mucha vida por disfrutar y te haces fuerte. Para mí fue un doble hándicap, ya que yo era zurdo y el accidente lo tuve en el brazo izquierdo, con lo que tuve que aprender forzosamente a que la derecha fuera mi brazo bueno.

¿Cómo se te ocurre hacer bici?

Yo jugué a fútbol toda la vida, desde crío. Cuando lo dejé, por casualidades de la vida, un vecino mío que es cicloturista me picó para ir en bici con él. No sólo consiguió motivarme a entrenar con él sino que al poco tiempo, con una bici de 200 euros, estaba haciendo mi primera carrera. Lo pasé fatal, sólo con decirte que únicamente podía frenar con el freno trasero. Yo creo que fue precisamente eso, el pasarlo tan mal, que me atrapó. ¡Soy un psicópata! (risas)

Una Respuesta

  1. julio

    Saludos paz “””””””””como tu apellido estas en paz!!!!!!solo decirte que eres un espejo para los que ves en las calles del mundo pidiendo “”cuando no les falta ni siquiera una uña “””””””” y como siempre digo !!!!!!!!!dándole gracias a DIOS por estar un día mas en el paraíso”””””saludos fanáticos
    “”””””un abrazo paz.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.