El nombre de Jonathan Hivert  desapareció hace un par de años de la escena ciclista de primer nivel. Tras un fructífero paso por la estructura de Sojasun donde consiguió varias victorias de nivel, el corredor francés que pasaba hasta hace poco largas estancias en el pequeño enclave costero de La Mamola, en Granada, fue cambiando de equipo sin encontrar el acomodo pretendido. Y, por tanto, sin lograr resultados.

De hecho, no ganaba desde 2013, cuando se hizo con dos etapas de la Vuelta a Andalucía por delante de un tal Alejandro Valverde, que seguro suena a más de uno. Dio el salto al World Tour por medio de Belkin –ahora Lotto NL-Jumbo-, pero no era lo mismo. Volvió a bajar un escalón, sin encontrar el golpe de pedal definitivo. Hasta que ha caído en Direct Energie y han sabido tratarlo y reforzar sus virtudes.

Ayer volvió a la senda del triunfo en un lugar como La Camperona, muro corto y empinadísimo donde nadie esperaba que venciera, pero en los que suele ser competitivo. Los puertos largos ya son otro cantar. Allí apuntaló la victoria general que ha terminado de cerrar hoy en una jornada final relativamente plácida. Hivert, a sus 32 años, consigue la victoria número 10 de su carrera profesional. Ya había dado varios avisos este año, el último en el Tour de Yorkshire, donde fue tercero de la general. El francés regresa a la senda de la victoria y a recordar al buen corredor de hace varias temporadas en una carrera bastante decente en el plano deportivo.

Evtushenko remata la fuga inesperada

La parte buena de carreras como esta Vuelta a Castilla y León, sin gran presencia de equipos World Tour y donde Movistar tampoco traía un gran elenco por encontrarse doblando con el Giro, es que se abre el abanico a las sorpresas. De ahí que en la primera etapa se formara una variopinta fuga con 15 ciclistas de varios colores distintos, entre ellos gente como Dayer Quintana (Movistar), Jesús Del Pino (Efapel), el recién llegado Óscar Quiroz (Burgos-BH), Jonathan Hivert y Sicard (Direct Energie), Mattia Cattaneo (Androni) o Rafael Reis (Caja Rural-Seguros RGA).

El pelotón les dio más de cinco minutos de vida y luego se arrepintió de ello. El propio Caja trató de echar el intento abajo pero no hubo manera. Eran 15 personas con un viento que a ratos echaba una mano a los aventureros. A tres kilómetros del final, Evtushenko (Lokosphinx) salió de la fuga y nadie quiso llevar a los demás hasta él. El ruso siguió sin mirar atrás y terminó alzando los brazos en Santibañez de la Peña, con siete segundos sobre sus compañeros y 22 al gran grupo. Diferencias que no sirvieron de mucho ante la fuerza que mostró Hivert, que dejó ir a Rosón en la Camperona y luego lo remató.

vuelta-castilla-leon-carlos-barbero-jonathan-hivert

Barbero cumple la ‘cuota Movistar’

Aunque no es una norma obligatoria, si un equipo como Movistar no consigue al menos una victoria de etapa en las vueltas españolas se queda en el ambiente la sensación de que no han cumplido el expediente. La ‘cuota Movistar’ se  ha cumplido hoy en las calles de León por mediación de Carlos Barbero. El burgalés suma la tercera victoria de la temporada y hace valer su condición de mejor sprinter de la carrera que traía sobre el papel.

Y eso que durante un buen rato, Barbero llegó a ir cortado del pelotón de los favoritos: “Sabíamos que el puerto era largo y duro, así que decidimos ir a mi ritmo con los compañeros para no acumular demasiada fatiga. El equipo luego hizo un trabajo tremendo para enganchar y después rematar. La victoria es de ellos”, ha explicado tras la meta. Barbero rompe así una vieja barrera, puesto que había logrado muchos segundos y terceros puestos en la ronda castellanoleonesa, sin llegar a alzar los brazos nunca.

La carrera ha estado deportivamente por encima de la repercusión que ha logrado, con un primer día nervioso gracias a la fuga, una etapa reina de la Camperona donde precisamente lo que no se formó fue ninguna escapada debido al intensísimo ritmo del pelotón y buenos nombres como Hivert y Barbero peleando la carrera, así como Jaime Rosón. Uno de los ciclistas con más futuro de nuestro país. Se acaba la ‘primavera española’. Ahora llega el vacío hasta que de nuevo Castilla y León, pero en este caso Soria, acoja los Campeonatos de España a finales de junio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This