Después de desaparecer durante las temporadas 2011 y 2012, vuelve una de las horquillas referentes en el sector enduro: la Pike. En RockShox saben muy bien las necesidades del mercado porque todos ellos son bikers como tú y como yo, y por eso hace tantos años que son un referente, siempre buscando un máximo control, óptimo rendimiento y ajuste.

En el caso de la nueva Pike, hablamos de una horquilla de trail/all mountain de 150 ó 160 mm de recorrido en versión de 26” o 27,5” y de 140 mm en el caso de la 29er. Está pensada para un uso abusivo de la nueva escuela de bikers que buscan en una horquilla contar con confianza, absorción, prestaciones y una máxima rigidez ante todo. Las características externas están pensadas para una rigidez total, por lo que las barras están fabricadas en 35 mm de diámetro. En cuanto a las botellas, la apuesta también ha sido darle el material suficiente para una perfecta resistencia, al contar con los refuerzos adecuados en los lugares pertinentes. Posee anclaje de disco postmount directo, sólo se fabrica en tapered y con un nuevo eje pasante de 15 mm de diámetro.

Internamente, también las mejoras han sido espectaculares, ya que se estrena un nuevo cartucho hidráulico, el Charger Damper.

Una de las cosas que nos encanta es la posibilidad de cambiar la progresividad del funcionamiento del hidráulico, en función de unos espesores o casquillos internos que podremos introducir (hasta 4). Y se notan.

Así va

En marcha lo que sentimos fue impresionante. Pocas veces y sólo en modelos muy concretos habíamos llegado a hacer tope con una horquilla RockShox, incluso con presiones más bajas de las que ellos aconsejan. Pero con la nueva Pike no hizo falta bajar más la presión. Utilizada la aconsejada en el gráfico grabado en la parte trasera de la botella izquierda, donde se relaciona el peso del biker y la presión adecuada, conseguimos sacarle todo el jugo a la horquilla, tanto en la versión de 26” como en la 29er, (la 27,5” no la probamos). Su linealidad es mucho mayor que en el resto de las versiones de la marca, algo que nos alegra, ya que es de lo que siempre nos quejamos de sus horquillas. Además, el poder cambiar este tacto lineal, haciéndolo más progresivo si así lo queremos, hará que a los que le gusta de esta manera puedan estar también contentos.

Esperamos poder contar con una unidad de test para probarla más kilómetros y poder dar un veredicto más afinado, pero, a decir verdad, parece que realmente se abre una nueva era en cuanto a funcionamiento de RockShox.

 

Tecnologías

Rapid Recovery

Mediante esta tecnología, basada en diferentes pasos de aceite en función de la fuerza de impacto que reciba la horquilla, el retorno será más lento o más rápido, para compensar así en todo momento el contacto de la rueda delantera en el terreno, ya que no vamos perdiendo recorrido cuando recibimos impactos seguidos. Así, la altura que tendremos en todo momento es constante, y juntamente con la rueda en contacto con el suelo el control será mucho mayor. Además, la energía que necesitaríamos nosotros para compensar esto es neutralizada por la horquilla y hace que contemos con más fuerza para lo que necesitamos hacer encima de la bici: trazar, saltar, girar… De esta manera, más control con menos trabajo. Éstos son sus argumentos.

Hidráulico Charger Damper

Lo más importante del nuevo sistema hidráulico es que no se compromete para nada el bloqueo como tal. Aunque siempre hay unos milímetros de movimiento inicial por precaución y por necesidad de cara a darle la máxima durabilidad al sistema, contamos con un bloqueo puro y duro en dicha posición del dial. Existirán dos posibles modelos de cartucho hidráulico que nos darán la diferente gama de horquilla: el RCT3 y el RC, ya conocidos en la marca americana. El RCT3 cuenta con tres posiciones de dureza de hidráulico: bloqueo, media compresión y abierto. En el caso del RC tendremos bloqueo o abierto. En ambos casos, podremos controlar la compresión en baja velocidad (más dura o más blanda), que es el control de los impactos pequeños que hacen trabajar a la horquilla en sus primeros centímetros de recorrido.

Maxle Lite

El cierre de la rueda también se ha mejorado. Con el nuevo eje aumentamos la fuerza de sujeción de la rueda a la horquilla, además de poder seguir haciéndolo sin necesidad de herramientas. También se ha mejorado el diseño y la ergonomía de la palanca para mejorar el apriete. Además, ahora contará con un efecto de muelle que nos permitirá colocar la palanca a nuestro antojo sin afectar al apriete de la rueda.

 

Ficha técnica Pike RCT3 26”

Uso: Trail / All mountain
Peso: 1.835 g
Sistema: Aire y aceite
Ajustes: Precarga de aire, rebote, compresión en baja velocidad y tres posiciones de hidráulico (bloqueo, intermedio y abierto)
Recorrido: 150-160 mm en 26” y 27,5”. 140 mm en 29er.
Botellas: 35 mm de diámetro
Eje: 15 mm
Tubo de dirección: Tapered
Opciones: 26”, 27,5” y 29”. Versión RCT3 o RC
Precio: De 878 a 949 euros

 

Si quieres ver más imágenes de este producto, ve a la galería de fotos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.