En 1969, Bob Gore descubrió que al extender el politetrafluoroetileno se generaba un material microporoso, una membrana que impedía la entrada del agua y que a la vez permitía la salida del vapor del agua. Había nacido la membrana Gore-Tex.

Texto: Rubén Pérez – Fotos: Archivo Gore-Tex

Consciente de la magnitud de la hazaña y su potencial implantación en distintos ámbitos, no tardó en patentarla. Esta membrana, resultante del particular tratamiento de teflón expandido (PTFEe), fue la que se registró y se patentó con el nombre de Gore-Tex

Trayecto y aplicación
W. L. Gore & Associates, Inc., fue fundada en 1958 por Bill y Vieve Gore en Newark, en el estado norteamericano de Delaware. Gore era una empresa de índole tecnológica dedicada a la investigación e innovación de productos. En la actualidad, la empresa incluye en su cartera una completa variedad de productos, desde tejidos de alto rendimiento (con los que nosotros los ciclistas estamos más familiarizados) hasta tejidos para la confección de cirugía vascular (para suplir tejido venoso o arterial o en aeronáutica) o utilizado también en el sector tecnológico para el recubrimiento de los cables, dado que tiene un peso mucho menor que el aislante plástico tradicional.


Impermeabilidad
Como bien sabréis, los que sois propietarios de alguna prenda dotada de Gore-Tex, la membrana es impermeable. Los microporos de la membrana son 20.000 veces más pequeños que una gota de agua, lo que hace muy difícil que penetre el agua a través de ella. La membrana protege mientras pedaleamos bajo todo tipo de inclemencias meteorológicas. La mejor protección para la lluvia y nieve. En cualquier circunstancia, Gore cumple con su promesa “Guaranteed To Keep You Dry”, su compromiso de mantenernos seco en todas las condiciones climáticas.

Transpirabilidad
Los microporos de la membrana GORE-TEX® son 700 veces mayores que una molécula de vapor de agua, lo que facilita la transferencia de esta molécula de vapor de agua (sudor) al exterior. Cuanto más intensa es la actividad que realizamos, más calor y vapor de agua produce nuestro cuerpo. La membrana Gore, al ser tan transpirable, favorece el proceso de refrigeración natural de nuestro cuerpo, lo que facilita la transferencia del vapor de agua producido por la transpiración manteniéndonos secos y aumenta la sensación de confort durante el ejercicio.

Calidad garantizada
Gore-Tex ofrece un alto nivel de calidad. La durabilidad de sus prendas permite alargar el ciclo de vida del producto. Como resultado, disminuyen el impacto ambiental y contribuyen a la protección del medio ambiente. Convencidos de las excelencias de su producto, Gore realiza el lanzamiento mundial de la garantía de satisfacción, “Guaranteed to keep you dry”, que se dirige directamente al consumidor al garantizarle que, si no queda totalmente satisfecho con la impermeabilidad, resistencia al viento o capacidad de traspiración de la prenda Gore-Tex, lo repararán, lo sustituirán o te reembolsan el precio de compra.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.