En julio de 2015 el jefe de Servicio de Obras del Ayuntamiento de Salamanca falleció en Valderredible (Cantabría) mientras iba en bici por un sendero de la zona.

El ciclista, natural de Zamora, se encontró con un alambre de pastor eléctrico cruzando y cortando el camino del sendero, lo que le obligó a frenar de golpe para evitar impactar de lleno.

Sin embargo, tuvo la mala suerte de caer al suelo tras el frenazo, resultando en un traumatismo craneofacial y fracturas vertebrales que causaron su muerte.

Cuatro años después del suceso, una jueza ha decidido sancionar a la persona que instaló ese pastor eléctrico y al apoderado de la sociedad agraria que lo tenía contratado por autorizar la acción, con una multa de 3.600 euros.

Además, ha dado el visto bueno a que se indemnice a los padres y la hija del fallecido con un total de 240.000 euros.

Según la jueza, los acusados eran conscientes de que por ese sendero frecuentaban ciclistas y que apenas habían colocado dos trozos de plástico para señalizar el pastor eléctrico., por lo que ha declarado un delito de imprudencia menos grave con resultado de muerte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This