Está claro que la segunda plaza lograda por Enric Mas en la pasada Vuelta a España ha disparado una especie de euforia sobre las posibilidades de la joven perla balear en el Tour de Francia. De hecho, el propio corredor advierte desde un acto en Fitur que su mentalidad va a ser la de ir “a ganar” la carrera, aunque desde esa base se centrará en aprender y seguir mejorando.

Sin embargo, alguien que del Tour entiende un poco como es Miguel Indurain ha preferido llamar a la prudencia y detener un poco el ‘hype’ que se ha creado en torno a Mas. El pentacampeón navarro considera que todavía es “demasiado pronto” para pedirle al joven ciclista del Deceuninck-Quick Step que sea él quien “saque las castañas del fuego” al ciclismo español en la ronda francesa.

Al contrario, Indurain cree que debería ir “a aprender” y ha llamado a “tener paciencia” con él y con esa fase de aprendizaje. “Ya ha hecho grandes cosas, pero aún es muy pronto para exigirle en el año de su debut. Sería precipitado”, comenta Indurain. “Más tiene que ir a aprender y, si puede, después disputar”.

Por otra parte, el de Villaba ha argumentado sobre el relevo generacional español, un relevo que él sí aprecia: “Están Mas, Mikel Landa, los hermanos Izagirre, Marc Soler… Es difícil alcanzar el nivel de los últimos años, pero hay nivel suficiente para tener una buena representación”.

En definitiva, quedan cinco meses y medio para el Tour. Indurain ha avisado sobre un posible “Tour de cambios” y alude a la posible “inestabilidad” en el Team Sky, que deja el patrocinio a fin de año. Veremos dónde está Enric Mas cuando la carrera acabe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.