Desde que la pudimos ver por primera vez en el último festival Sea Otter, celebrado en abril en Laguna Beach, nos moríamos de ganas de probarla. Y es que su estética, sus acabados, su sistema de suspensión, sus componentes, su recorrido y, sobre todo, su medida de rueda: 650b o 27,5”, como prefieras llamarla, dan mucho de sí para realizar un ensayo por todo lo alto de esta Intense Carbine.

La marca americana deja caer una de las novedades más interesantes del año, o, al menos, algo diferente de lo que se puede ver en el mercado actual. De hecho, todas sus bicis siempre tienen un halo y un plus de exclusividad que no aportan la mayoría de las otras marcas. Son bicicletas para sibaritas, tanto en el gusto como en el bolsillo, para los que buscan algo diferenciador a lo que montan los compañeros de fatigas en sus salidas. Intense con la Carbine y su espectacular cuadro lo han vuelto a demostrar una vez más de una forma rotunda.

Sí, lo has oído bien. Hablamos de Carbine a secas y no en plural, ya que tanto la Carbine con ruedas de 26” como la 275 (650b) comparten exactamente el mismo cuadro, excepto la ubicación de las punteras del basculante, que es a la postre lo que permite el uso de ruedas de 27,5 pulgadas, retrasando y subiendo a la vez el eje trasero para compensar la geometría, los ángulos y la distancia libre al suelo. De esta manera, todo queda compensado para adaptar a la nueva medida un cuadro que en principio ha sido pensado para ruedas de 26”.

A decir verdad, en Solo Bici nunca hemos sido muy partidarios de adaptaciones, sino de proyectos que nacen de cero, porque en los últimos años ya hemos visto muchas de estas maniobras en el diseño de bicicletas de 29 pulgadas que parten de una base de 26 con nefastos resultados, pero se ha de reconocer que en el caso de las 26 y las 27,5 pulgadas, las diferencias son mínimas. Cabe decir que la diferencia entre montar unas u otras ruedas no llega a suponer ni 40 mm, por lo que la adaptación no es tan exagerada. Sea como sea, en este caso Intense ha realizado un trabajo impecable y ha conseguido una perfecta compensación con un mínimo cambio… aunque no adelantemos acontecimientos.

Tremendo cuadro

Cuando nos han preguntado cómo es la nueva Intense, sólo nos viene una palabra a la cabeza: es impresionante, ciertamente. La calidad es espectacular tanto del triángulo delantero como de todo el basculante, que está fabricado íntegramente en carbono. Sólo las bieletas del sistema VPP, así como las punteras traseras, son de aluminio mecanizado. El resto de las características principales son: recorrido ajustable de 5.5” o 6” (139,7-152 mm), pipa tapered, pedalier BB92 de carbono y protectores FLK:GRD para tubo diagonal y vainas.

Y lo más importante, las punteras traseras G1 Drop Out System, que son las que nos permiten montar las ruedas de 27,5”. En el caso de querer montar ruedas de 26” -si quieres, puedes tener dos juegos de ruedas y apostar por unas u otras en función del día- podremos equipar la bici con unas para eje QR convencional o 142×12 mm. Sólo nos quejaremos del poco paso de rueda que queda en la parte interna de las vainas, junto a la caja de pedalier, que debería ser mayor, para expulsar mejor el barro. El peso del cuadro declarado por la marca es de 2,495 kg. Está fabricado en Asia, diseñado en USA y desarrollado en Alemania. Lo mejor de cada continente.

¿La muerte del enduro 26”?

Lo hemos puesto entre interrogantes, pero en realidad sobran. Así de contundentes seremos, como lo estamos siendo últimamente en cuanto a tamaños de rueda. Y es que la Carbine nos ha demostrado que las ruedas 27,5” son suficientemente manejables pero más estables que las de 26”, lo que nos permite afirmar con total rotundidad que son superiores. La agilidad en ambas bicicletas es idéntica, pero no así su nerviosismo, ya que una rueda de 27,5 “ hace la bicicleta más noble y estable sin perder capacidad de reacción. Aunque por el momento hemos probado pocas bicicletas de esta categoría enduro en este nuevo tamaño de rueda (Intense y Genius), el convencimiento es total, y mucho sospechamos que va a seguir siendo así en el futuro, siempre y cuando los proyectos que nos presenten los fabricantes estén perfectamente evolucionados, como ocurre con estas dos bicis.

Además de esta manejabilidad y estabilidad, perfectamente compensadas, la Carbine 275 también destaca por la buena rigidez del cuadro. Y es que en esto de asegurar el producto y la integridad de los usuarios, los americanos no escatiman, siendo una de las premisas de casi todas las marcas de allí: cuadro rígido y seguro, para garantizar una máxima durabilidad con el paso de los años. Es por eso por lo que el peso no es espectacular, pero sí más que correcto.

En cuanto a absorción de suspensiones, diremos que, como nos está pasando con FOX, y más en la gama Factory con Kashima, la sensibilidad del CTD en Descend es tan y tan marcada, que queda muy diferente respecto a la posición Trail y Climb -que son prácticamente iguales-, por lo que estas posiciones quedan demasiado duras, o la Descend demasiado blanda, en función de lo que escojamos. El sistema VPP ayuda al control de la parte trasera, se muestra muy absorbente bajando y efectiva subiendo, aunque con algo de interferencia a la hora de subir en forma de tensión de cadena, sobre todo en plato pequeño, característica intrínseca de este sistema de doble bieleta. De todas maneras, es mínima y no condiciona. Otra cosa que sí queremos mencionar es que las ruedas respondieron perfectamente. Esperábamos algo de flexión lateral, pero no la percibimos en ningún momento. Sin duda, en este aspecto ayudan los dos ejes pasantes.

Perfecta adaptación

Como ya hemos aclarado antes, no somos amigos de las adaptaciones de distintas medidas de ruedas en un mismo cuadro, pero esa idea parece que también ha de cambiar con este modelo. Señores, estamos en disposición de decir que la Intense simplemente va genial, que lo hace todo bien. Está claro que la industria de nuestro sector será la que marque las pautas, pero creemos que con el segmento más endurero pasará como ha pasado con las 29er en cross country, que se acabarán imponiendo mayoritariamente a las 26”, ya que las ventajas respecto a ellas son mayores. Evidentemente, siempre habrá el que piense de forma diferente, pero ésa es una de las gracias de este sector, que hay bicicletas para todos los gustos y estilos de conducción. 2013 es sólo una avanzadilla de las 27,5” y de lo mucho que cambiarán las disciplinas all mountain o enduro en el futuro. Esta Intense es un claro ejemplo de lo que vendrá.

A favor

  • Comportamiento general
  • Exclusividad y calidad de cuadro
  • Ruedas 27,5” en concepto all mountain-enduro

En contra

  • Tacto de las posiciones del CTD de FOX
  • Tanta calidad tiene su coste

Intense  Carbine 13

Ficha técnica

CUADRO
Material: Carbono
Tallas: S, M, L y XL
Cuadro suelto: 2.749 euros
SUSPENSIONES
Horquilla: FOX 34 Float CTD Factory con Kashima. 150 mm de recorrido
Amortiguador: FOX Float CTD Factory con Kashima
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano XT / 42-32-24 / Bielas 175 mm
Casete: Shimano XT / 11-36
Cadena: Shimano CN HG-94
Pedales: No incluidos
Mandos de cambio: Shimano XT
Cambio: Shimano XT
Desviador: Shimano XT
RUEDAS
Llantas: Stan’s No Tubes 2TR Crest 650bBujes: Chris King delantero 15QR y trasero 142×12 mm
COMPONENTES
Neumáticos: Maxxis Ardent 27,5”x2.25”
Frenos: Shimano XY. Diámetro discos: 160 mm
Manillar: FSA SL-K Carbon / 700 mm
Potencia: FSA OS190 aluminio / 70 mm
Dirección: Cane Creek Forty
Tija de sillín: FOX D.O.S.S. telescópica
Sillín: Velo custom Intense

MÁS INFO
Kpsportinfo@kpsport.com. Website:http://intensecycles.com/

Sistema de suspensión trasera Virtual Pivot Point (VPP)

Cabe decir que la idea inicial del sistema de suspensión VPP genuino no era de Intense, ni tan siquiera de Santa Cruz, que es la marca que le cedió los derechos de utilización en sus cuadros. Era de un grupo de ingenieros denominado Outland que la vendió a la mítica firma californiana. Gracias a la estupenda relación entre ambas compañías, Intense lo está utilizando desde hace más de una década, primero en bicis de mayores recorridos, en bicicletas de freeride y descenso -era la filosofía de la marca por aquel entonces-, y con el paso de los años, también en otros segmentos de la gama, con excelentes resultados, como bien prueba esta Carbine.

El VPP se basa en un sistema de suspensión de doble bieleta del que podríamos decir que, con un movimiento perfectamente estudiado y compensado entre ellas, hace que la bici absorba más que correctamente a la vez que compensan y contrarrestan el movimiento que producen las fuerzas del pedaleo. De hecho, en el primer tramo del recorrido apenas se mueve (sobre todo en 5.5”), ya que es ligeramente progresivo, mientras que pasados estos milímetros iniciales, la curva de suspensión se vuelve regresiva (o lineal), tragando los impactos muy fácilmente.

En el tramo final del recorrido, vuelve a ser progresivo, por lo que no haremos tope a no ser que tengamos mal regulada la presión correcta -o sea, un impacto tremendamente exagerado-. Y, lógicamente, como en todos los casos de bicis con suspensión trasera, esto es básico para un buen funcionamiento y aprovechamiento máximo de las posibilidades de la bici. Sin duda, el VPP es un sistema muy equilibrado, de ahí que perdure en el tiempo y sea uno de los sistemas referentes del sector.

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.