Llevaba mucho tiempo intentándolo. Y, por fin, hoy lo ha conseguido. Ion Izagirre ya tiene una Itzulia en el bolsillo. Su carrera, la de su casa. La misma en la que había sido tercero hasta en tres ocasiones. El corredor vasco del Astana -desde 2003, con Iban Mayo, no ganaba un vasco en casa- le ha dado la vuelta a la clasificación general en la última etapa, una jornada muy corta -118 kilómetros- pero también explosiva con salida y llegada en Eibar.

Y eso que parecía complicado pegarle el vuelco a la carrera. Buchmann no sólo había sido el mejor con diferencia en la etapa de ayer en Arrate, sino que además tenía otros dos compañeros en el Top6 de la clasificación general. Por fuerzas, parecía claro que Astana era el mejor equipo, pero Bora-Hansgrohe había mostrado bastante solvencia durante los cinco días anteriores de carrera.

Pero a 60 de meta, Jakob Fuglsang decidió arrancar. Buchmann no se movió, así que Ion Izagirre decidió seguir a su compañero. Se sumaron Adam Yates, Dan Martin y el jovencísimo Pogaçar. Los cinco han ido abriendo camino mientras el líder podía hacer bien poco por frenarlos. Resguardado entre Schachmann y Konrad, ha tratado de limar las pérdidas pero se le han ido a los dos minutos. Y ahí, en la subida a Astenzio que era el último puerto de toda la Itzulia, Buchmann se ha batido en primera persona.

Con las fuerzas al límite -en algunos momentos le han arrancado Carthy e incluso Mikel Nieve, y él hacía la goma- el germano se ha hecho ciclista en el día de hoy. Pero ciclista de los que ya aspiran a cosas serias. ‘Emu’ ha llegado a bajar el retraso a 1’25», salvando virtualmente la segunda posición del podio… hasta que en la última curva -posiblemente por una señalización errónea- ha tomado el camino que no era. Se tuvo que dar la vuelta para regresar a vía de carrera y poder entrar en meta, pero la plaza de podio se le había escapado.

Mientras tanto, Ion Izagirre lloraba de felicidad porque, por fin, tenía en el bolsillo la carrera de su vida. Su Itzulia. A los 30 años, es la 12ª victoria de su trayectoria deportiva y probablemente la más especial. Adam Yates celebraba la etapa -atacó en el último repecho- y la organización reparaba a Buchmann dándole la tercera posición del podio al clasificarlo con el tiempo de Mikel Landa -él sí tomó el camino de meta- y el resto de corredores que iban juntos en el momento del fallo. Ya casi se le han acabado las oportunidades a Izagirre, pues el Giro se acerca y ahí le tocará hacer de escudero para Miguel Ángel López. Pero su Itzulia ya no hay quien se la quite.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This