Ismael Esteban: "He hecho reset sobre lo de los Juegos y sólo quiero acabar bien la temporada"
PUBLICIDAD

Ismael Esteban: «He hecho reset sobre lo de los Juegos y sólo quiero acabar bien la temporada»

Ismael Esteban es uno de los bikers más en forma de la actualidad. A sus 37 años, el cántabro del  Logos Arrueda BH está viviendo una segunda juventud en el MTB, brillando en el calendario Cross Country nacional y rodando fuerte en las Copas del Mundo. Un estado de forma y resultados que, lamentablemente, no le sirvieron para conseguir su objetivo de tener plaza para los Juegos de Tokio. Pero el corredor afirma sentirse muy motivado para las carreras de este verano y es uno de los nombres a tener en cuenta. 

Fotos: ZubikoPhoto

Vivimos una época de ciclistas multidisciplinares, de corredores que compiten con éxito casi durante todo el año en varias modalidades: ciclocross, Mountain Bike o carretera. Pero las trayectorias de los Van der Poel, Van Aert, Pidcock o Merlier no son algo inédito en el ciclismo. En nuestro país tenemos un buen ejemplo en Ismael Esteban.

El ciclista cántabro se formó y comenzó corriendo en MTB, para después pasar a la carretera y correr en invierno ciclocross, donde ha conseguido algunos de los mejores resultados de su carrera deportiva, como los dos Campeonatos de España Élite de 2017 y 2018. Ahora Ismael Esteban está completamente centrado en el MTB y, aunque no haya conseguido su objetivo de ser seleccionado para el XC de los JJOO de Tokio, el veterano corredor quiere seguir brillando en los circuitos de Cross Country. Sus próximos retos: Copas del Mundo, europeos y Mundial.

Este fin de semana es la cuarta prueba de la Copa del Mundo en el circuito francés de Les Gets. Llegas motivado, habiendo ganado recientemente el Superprestigio Faster y acabar segundo en el Open de España. ¿Qué papel esperas hacer en Les Gets?

Esperamos hacerlo bien y es cierto que estoy motivado. Lo importante es tener suerte en la salida y adelantar varias posiciones, ya que el nuevo criterio de la UCI para asignar la posición en la parrilla ha acabado relegándome más atrás de lo que mi ranking actual dice. En la salida hay que tener suerte y evitar en lo posible enganchones y ese tipo de cosas. Si no sufro eso, creo que puedo hacer una buena carrera y un buen puesto.

He vuelto a coger confianza. He hecho un reset tras no haber sido elegido para ir a los Juegos y ahora afronto el resto de la temporada con ambición y ganas de acabar con buenos resultados la Copa del Mundo.

Ismael Esteban
Las tres Copas del Mundo restantes, europeos y Mundial de XC serán sus próximos retos.

Ese cambio de criterio en cuanto a los puntos UCI para completar la parrilla te ha acabado perjudicando. ¿A qué se debió ese cambio?

La verdad es que los corredores que no estamos en un equipo UCI hemos salido perjudicados. El cambio se explica por el parón de la pandemia, tomándose el ranking a día 3 de marzo de 2020, para evitar desigualdades, sumándose los puntos del pasado Mundial y de las dos Copas del Mundo de 2020. Desde ahí se hizo la primera parrilla de salida, en la que estaba mucho más retrasado de lo que mi posición en el ranking actual decía.

Esto me ha impedido estar delante. Porque salir en una posición tan retrasada en pruebas cada vez más cortas como las del XCO te impide remontar con comodidad y recoger un buen puñado de puntos.

El pasado domingo 27 Ismael Esteban se proclamó vencedor final del Superprestigio Faster.

¿Conoces el circuito de Les Gets? ¿Has tenido oportunidad de correr ahí?

Nunca he corrido ahí. Es uno de los circuitos nuevos de la Copa del Mundo y tras volver a retomar en serio la competición para lograr la clasificación para Tokio no había aparecido en mi calendario hasta ahora. Por lo que sé, y hablando sin realizar aún el reconocimiento in situ, puede decir que no se va a hacer tan duro como Leogang. Es un circuito más clásico de XC, explosivo pero con subidas largas. Un trazado más físico que me puede venir muy bien.

¿Cuál es tu objetivo para lo que queda de Copa del Mundo? ¿Te has puesto un resultado como techo? ¿Entrar dentro del Top 30 quizás?

Me gustaría hacer Top 30, pero es complicado. Como digo, las carreras son cada vez más cortas, eso si no tienes en cuenta recortes por el estado del circuito, etc. Si ya en una carrera de una hora y media haces lo que puedes para remontar desde tan atrás, si además la recortas y dura hora y cuarto, la verdad es que no te da tiempo a hacer mucho.

Dependerá sobre todo de realizar una buena salida. Teniendo suerte y eligiendo una buena línea se pueden ganar muchas posiciones en pocos metros y quitarte a muchos corredores de en medio, acercándote al Top 30, donde ya no se forman tapones y se puede rodar y competir de verdad. Es lo que quiero conseguir. Porque creo que, llegando a esas posiciones, creo que puede rendir muy bien. Pero, insisto, es clave contar con ese factor de la salida en tu favor.

Ismael Esteban
Salir tan atrás en las Copas del Mundo ha lastrado sus aspiraciones de meterse en el Top 20 o 30, pero Esteban ha protagonizado muy buenas remontadas esta temporada.

Aparte de lograr un buen puesto en la Copa del Mundo, ¿en que otras citas de este verano te gustaría brillar?

Tengo mucho interés en los europeos y el Mundial, que este año se celebran en agosto y en los que creo que puedo realizar un gran papel. Después de no haber cumplido el objetivo de estar en los Juegos Olímpicos, me he tomado un pequeño periodo de reflexión en el que me he propuesto estas grandes carreras como objetivo, porque físicamente me encuentro muy bien y tengo que aprovecharlo.

Es inevitable preguntarte por ese descarte para correr en el XC de Tokio. ¿Sigues pensando que la selección no fue la correcta o injusta para ti?

En realidad para los que nos quedamos fuera siempre podemos pensar que ha sido injusta. Pablo Rodríguez, por ejemplo, podría pensar lo mismo. Pero comprendo que hay muy pocas plazas y sé lo difícil que es para el seleccionado elegir a uno u otro. Como digo, lo asumo, he hecho reset y ahora me centro en lo que queda de temporada.

Me quedo sobre todo con el gran apoyo que he tenido de la gente que pensó lo mismo que yo sobre este asunto. Mi problema en las carreras clave donde me jugaba la plaza es que salía desde muy atrás, pero he realizado buenas remontadas y he rodado fuerte, demostrando que estaba en forma. En realidad, todos, tanto los que hemos sido seleccionados como los que no, teníamos opciones de estar en Tokio, nos lo merecíamos. Eso es lo importante. Pero no vale de nada patalear.

Además del Superprestigio, el cántabro ha sido protagonista en el Open de España, acabando 2º finalmente.

La inmensa mayoría de bikers profesionales veis los Juegos Olímpicos como la máxima aspiración de vuestra carrera deportiva. ¿Qué hubiera significado para ti contar con la plaza?

Hubiera ido con todo, a realizar el mejor resultado posible. Era mi sueño haber logrado la plaza. Es cierto que he estado alejado del MTB durante mucho tiempo y volver con este objetivo, corriendo contra los mejores, era complicado y un gran reto. Pero eso me ha motivado especialmente para conseguirlo. Correr la carrera de MTB olímpica era algo que me apetecía hacer, sobre todo por mis inicios como corredor de Mountain Bike, que en su momento dejé aparcado por el ciclismo de carretera. Era un sueño.

¿No crees que en el Mountain Bike los Juegos igual se idealizan demasiado? En la carretera, por ejemplo, ha habido corredores importantes que han renunciado a ellos por otros objetivos, como Julian Alaphilippe…

Es diferente porque cada modalidad tiene sus particularidades. Para un biker, los Juegos son un gran escaparate, especialmente en términos mediáticos. No hay otra carrera igual o superior en estos términos, como sí sucede con la carretera, con el Tour, el Mundial… Esto te eleva a otro nivel como corredor si logras un buen resultado, como por ejemplo le pasó a Coloma con su bronce en Río. Es la carrera de MTB que más seguimiento tiene para el público general, por eso el propio biker lo valora tanto. Es un tema de repercusión, de que todo el mundo está pendiente de ti en esa prueba.

Ismael Esteban entrevista
Tras no ser elegido para los Juegos, Ismael Esteban se sintió un poco decepcionado, pero ahora mira los próximos objetivos con motivación.

Más allá de la temporada de MTB, eres uno de lo protagonistas a nivel nacional en el ciclocross, donde sí que te ves más delante en las carreras. ¿Cuáles son tus planes y aspiraciones para la temporada de invierno?

La idea es que tengo es hacer una temporada similar a la del pasado año, empezar un poco más tarde de lo habitual, aprovechando ese tiempo para descansar. Habrá muchas carreras C1 y C2 dentro del calendario nacional y ya adelanto que no me moveré mucho por el extranjero. Dependiendo de cómo esté rindiendo y de los resultados obtenidos, podré viajar a Bélgica u Holanda para correr alguna Copa del Mundo, pero lo decidiré sobre la marcha. Un gran objetivo sería ganar el Nacional, una de las carreras que mejor se me han dado desde siempre. Y después enganchar de nuevo con el MTB.

Sobre Logos Energía y el resto de patrocinadores, tienes contrato por este año. ¿Sabes ya si te van a renovar? ¿Seguirás con ellos la temporada que viene?

Ahora es el momento de sentarnos y hablar sobre el futuro. Te puedo decir que pinta bien, pero aún no hay nada cerrado. Espero que no haya problemas en continuar con el patrocinio un año más. Pero tenemos pendiente reuniones para concretar. Sí que tengo la intención de que el equipo crezca con la incorporación de más corredores. Pero también es algo que depende de los resultados que obtenga de aquí a final de temporada.

Por último, el ‘dale brea’ se ha convertido en un grito de guerra e incluso tu marca personal. ¿Cuál es el origen de la expresión?

Es una expresión que lleva acompañándome muchos años y que surgió de mis salidas en grupo con amigos, en la ‘grupeta’. Su significado es igual al de ‘darle caña’ y la verdad es que surgió espontáneamente, no hay una razón especial sobre su origen. Y hay mucha gente que me sigue preguntando cómo surgió. Pero la verdad es que se ha convertido en parte de mi identidad. Ya es difícil que se pierda.

Deja un comentario