El hecho de que, por mor de la nueva reforma mundial del ciclismo, a partir de 2020 los dos mejores equipos del ranking ProConti vayan a tener invitaciones para todas las carreras WorldTour por méritos deportivos ha hecho que muchas estructuras se pongan las pilas y se tomen en serio el mercado estival. Evidentemente aquí hay un componente primordial que es el dinero. Se pueden tener todas las buenas intenciones del mundo, pero si la billetera está vacía todo es más difícil.

No es el caso del Israel Cycling Academy, el equipo que este año debutó en el Giro de Italia en Jerusalén y ahora quiere ser un fijo en las mejores pruebas del mundo, y además por méritos propios. El conjunto del país hebreo se ha reforzado y hace oficial una plantilla nada menos que de 30 corredores. No sólo logran mantener lo mejor de su bloque, que ya era más o menos previsible. Es que además han fichado mucho y bien.

Sobre todo de cara a los sprints. Riccardo Minali y Davide Cimolai llegan, respectivamente, desde Astana y Groupama-FDJ para poner velocidad al equipo. Además siguen estando Sbaragli o el estonio Mikhel Raïm como segundos espadas en esto de las llegadas masivas. Además de esto han llegado también rodadores con buena punta como Van Asbroeck o uno más puro del estilo de Matthias Brandle. Y bueno, claro, Connor Dunne con sus 2’04 metros de eslora.

Hermans, el primer gran nombre que se unió al proyecto israelí

Alexander Cataford (UnitedHealthcare) y el más todoterreno Rudy Barbier son otros dos buenos refuerzos para el equipo, que también da la alternativa al suizo Badilatti, otro corredor que estuvo ya como ‘stagiare’ en 2018 y ahora firma a tiempo completo. Esto en lo que se refiere a los fichajes, pero hay que recordar que para el año pasado, con el objetivo de ser competitivos de cara al Giro, el conjunto israelí ya quemó algunas naves.

Rubén Plaza, veteranísimo ciclista español, seguirá un año más -se estuvo planteando la retirada hasta después del Giro- como capitán de ruta. Él y Ben Hermans serán los encargados de llegar lejos en la montaña, el belga por ejemplo logró ganar el Tour de Austria. Todo esto sin perjuicio del paso al frente que pueda dar el letón Krists Neilands, que todavía está en pleno crecimiento aunque ha demostrado que aún le falta un pasito para asomar en el WorldTour.

El futuro es ilusionante para el equipo Israel Cycling Academy. Este 2018 ha sido séptimo en el Europe Tour, y ahora aspira a dar el zarpazo en una división complicada. Desde luego, en el mercado se han empleado bien a fondo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This