Había venido a la Vuelta a España con un propósito de gran responsabilidad para ser la primera vez que corría una grande: Iván García Cortina es el encargado de mover a un ‘capo’ como Vincenzo Nibali por el pelotón, dada su habilidad para ganar la posición en grandes grupos. Para un debutante, es una misión de gran calado. Y él la ha cumplido. Pero no se ha quedado ahí.

Hoy, en la primera etapa donde ha podido disfrutar de un poco de libertad, el jovencísimo corredor ha firmado una exhibición de enorme nivel en la etapa que pasaba por las carreteras que le han visto crecer. A los 21 años, García Cortina se ha metido en una fuga de 27 corredores con gente del nivel de Thomas de Gendt, Bob Jungels o Romain Bardet, y la ha puesto completamente en jaque.

La Vuelta a España llegaba hoy a Gijón, y los dos asturianos del pelotón han sido parte activa. García Cortina ha sido el gran protagonista con un ataque bestial a más de 30 kilómetros de meta. Un acelerón de clasicómano, de los que hacía Cancellara en la París-Roubaix para desbaratar la carrera. Y eso es lo que representa: el hombre del futuro para las clásicas de piedras en nuestro país.

cortina-purito

García Cortina, con Purito tras el día de hoy. Foto: Bahrain-Merida

“Todo era una nube”

Una vez ha llegado a meta, Cortina ha hablado de lo que ha supuesto para él esta etapa: “Todo era una nube. Mis amigos animándome, mi familia en la subida… he perdido y me queda ese resquemor, pero lo que yo he disfrutado hoy no lo ha disfrutado nadie”, ha explicado a los periodistas. Así es como lo ha sentido. Mañana volverá a su trabajo diario: que no le falte de nada a Nibali mientras tenga fuerzas.

En el equipo Bahrain-Merida están encantados con él, pero quieren llevarlo paso a paso y poner los elementos necesarios para que triunfe: “Es un chico muy fuerte, con un talento increíble. Pero todavía tiene mucho que aprender, es demasiado joven aún. Pero dentro de un par de años va a dar muchas alegrías a vuestra afición”, dijo de él Gorad Stangelj, director del equipo en esta Vuelta. En la fuga de hoy, tras ser cazado por sus rivales, ha sido capaz de lanzar por sí mismo el sprint de cara a meta: «Se me estaban subiendo los isquios. No podía esperar más».

Opción de medalla en Bergen

Es cierto que hablar de ‘opciones de medalla’ cuando hay una competición importante es algo muy usual en España, y que muchas veces se hace demasiado a la ligera. Pero en este caso es cierto: con el punto de forma que está adquiriendo en la Vuelta a España –ojo, él mismo confiesa que se está encontrando mejor a medida que pasan los días-, va a llegar a la cita noruega como una clara opción de metal para España. Ya fue octavo en el Europeo hace un mes… a nivel absoluto.

De ahí que en la Selección hayan preferido llevarlo con la categoría sub23. Desde 2002, ningún español sub23 pisa el podio y, por primera vez en 15 años, las posibilidades de Cortina son reales. Llegar con el punto de una carrera de tres semanas que casi nadie ha podido hacer es una gran ventaja. Sin duda, esta no será la última vez que se hable de Iván García Cortina. Ahora que se marcha Contador y Valverde va cumpliendo años, llega un joven que puede dar muchas alegrías y muy buenas tardes de ciclismo si este país empieza a desarrollar de forma definitiva una cultura de clásicas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This