No fue Alejandro Valverde, pero el murciano sí ha hecho de guardaespaldas y decidido el ganador del Campeonato de España: Jesús Herrada. De todas formas el conquense también se lo ha ganado a pulso rematando un corte de cinco corredores en la última de las siete vueltas que se daban al circuito por los alrededores de Soria. Herrada logra así su segundo maillot rojigualda después del conseguido en Bembibre allá por el año 2013, y ocupa el podio en ambas pruebas tras su bronce en crono el viernes. De paso, Movistar lo retiene por octava temporada consecutiva.

Herrada saltó en el repecho final, que se coronaba a apenas 300 metros de meta, mientras Valverde vigilaba al que a esas alturas era el único peligro latente: Ion Izagirre. Pero el vasco no pudo seguir el ataque y, finalmente, el propio Valverde lo terminó rematando en meta… y lo ha celebrado casi como si hubiese ganado él: “El objetivo era retener el maillot, y yo estoy tan contento como si me tocara a mí llevarlo. Ha sido Jesús, así que genial”, ha declarado posteriormente. Izagirre se ha llevado el bronce.

“Alejandro me lo ha hecho fácil”

El viento ha ido en aumento a lo largo de la mañana y poco antes del penúltimo giro Movistar ha cerrado cuneta y dejado el pelotón, todavía nutrido, en apenas 30 unidades. Con el toque de campana de la vuelta final, Mikel Landa –que ya se había metido en la fuga inicial del día- ha vuelto a intentarlo desde lejos. Más probándose que otra cosa, probablemente. El caso es que le han echado el guante en los últimos 10 de meta.

El final estaba cantado. Movistar iba a ganar. “Ha sido más duro que el de Bembibre, pero hemos ido viendo cómo reaccionar a medida que avanzaba la carrera. Se ha ido levantando más viento y hemos cortado. En el repecho las fuerzas iban ya muy al límite, Alejandro me lo ha hecho muy fácil. Sólo he tenido que medir la distancia”, ha explicado después Herrada, que no ganaba desde el Dauphiné del año pasado, declarando además la presión que le supone al equipo la prueba nacional: “No ganar el maillot es un fracaso para nosotros”, ha explicado.

Los valientes del día

La carrera ha sido más entretenida de lo que se podría esperar en un principio debido a la superioridad de Movistar sobre el resto de equipos. Al menos en su parte inicial. La salida ha consistido en una fuga de 22 corredores en la que se ha metido gente como Landa, García Cortina, Verona, Gari Bravo y hasta cuatro corredores de Movistar, Marc Soler incluido. Y a diferencia del año pasado, los cuatro equipos profesionales estuvieron representados. Luego Marcos Jurado se quedaría, dejando ‘huérfano’ a Burgos-BH.

Eso sí, la fuga se seleccionó pronto hasta quedar sólo en la mitad. García Cortina, Antonio Pedrero, David Arroyo, Manu Sola como único amateur, Imanol Erviti, Carlos Verona, Pablo Guerrero, Víctor Etxeberria, Julen Irizar y Mikel Iturria, ya dentro del circuito de Soria y alrededores. Cada paso por meta iría perdiendo integrantes, siempre con el batallón azul de Movistar en cabeza de pelotón. Arroyo, Verona y Pedrero fueron los últimos que aguantaron, con los dos primeros enfadados porque el último no daba relevos. Órdenes de equipo.

El desenlace ya es conocido por todos. Acaban así los Campeonatos de España que, una vez más, coronan a Movistar como viene siendo ya casi tradición. El día que lo pierdan estaremos ante una tragedia. Y al igual que el nuestro, el fin de semana de campeonatos nacionales ya es historia en toda Europa. Y lo que viene detrás, ya se sabe, es el gran foco de atención de cada temporada: el Tour de Francia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This