Es presente y es futuro del mountain bike nacional. Muchos ven a Jofre Cullell (10/03/1999) como la gran promesa del MTB nacional, y razón no les falta, dada la calidad que atesora en sus piernas y lo bien amueblada que tiene la cabeza, aunque no será fácil que llegue a la cima.

De hecho, muchos son los que lo intentan y pocos lo que lo logran, lo que tiene muy claro este joven de Santa Coloma de Farners (Girona). En las categorías inferiores ya demostró todo su potencial, saltando a la fama después de proclamarse campeón de Europa de mountain bike el año pasado.

Él lo asume como un nuevo paso en una trayectoria que espera larga, como todos. Por si acaso, también está estudiando electricidad y haciendo prácticas, pues sabe que por desgracia, y más en nuestro mountain bike, solo los muy afortunados alcanzan sus objetivos.

Jofre Cullell es como muchos otros chavales de 19 años. Puede parecer introvertido, y hasta dar la sensación de que hay que sacarle las palabras. Puede que sí, puede que no. En parte yo pensaba algo parecido, pero gana en las distancias cortas y lo que dice y piensa lo tiene muy claro. Vale la pena leerle y seguir sus pasos.

Fotos: Jordi Carruana

Jofre, ¿qué balance haces de la temporada pasada?

Creo que fue bastante bien, tanto que pienso que es difícil de mejorar, aunque en el Campeonato del Mundo no tuve toda la suerte del mundo – rompió el pedal y acabo el 26–, pero la temporada fue muy bien, con grandes sensaciones.

¿Así que fue mejor de lo que te esperabas?

Sí, no me esperaba estar tan delante, y tampoco me esperaba ganar el Campeonato de Europa (júnior) de aquella forma. Esperaba estar arriba del todo, para eso había trabajado, pero no de una forma tan clara.

Sin duda, una temporada marcada por el Europeo.

Sí, después de todo fueron unas semanas diferentes a lo que estaba acostumbrado. Mucha gente me preguntaba por el título, hasta ahora es el más importante que he logrado. Ser campeón de Europa te da un prestigio y un nombre, y este año en Sub-23 intentaré seguir adelante y hacerlo lo mejor posible.

Seguro que a raíz del Europeo lo que sí fuiste es más popular.

Sí, pero lo llevo bien, aunque es verdad que hay veces que según qué gente se pone demasiado pesada, pero es lo que hay.

¿Cómo empezó Jofre Cullell en el ciclismo?

Empecé desde pequeño. Mi hermano mayor ya iba en bici –Jordà–, pero al principio, cuando era más pequeño, también hacía atletismo; a partir de cadete e infantil ya dejé el atletismo y me dediqué solo a la bici. Me gustaba más ir en bici y me lo pasaba mejor, hacía bajadas y enduro.

Hiciste un poco de todo, ¿no?

Sí, de infantil y cadete hacía ciclocross, carretera y montaña, y ahora compito en montaña y ciclocross y la carretera me sirve para entrenar.

¿Recuerdas tu primera carrera?

Sí, fue una prueba de la Copa de la Selva de BTT e hice tercero. Salí a por todas, a pasármelo bien, que es de lo que se trata.

Sus referentes en el MTB

¿Quiénes son y han sido tus referentes en el mountain bike?

Viktor Koretzky, Hermida y Absalon.

¿Qué te gusta más de cada uno de ellos?

Viktor Koretzky porque es joven y porque en algunas carreras correremos juntos, lo que me motiva. Me gusta porque lo hace bastante bien y da espectáculo técnicamente. Hermida porque es un referente en España y a escala mundial y por ser capaz de ganar el título de campeón del mundo en todas las categorías, y Julien Absalon porque siempre está delante y es un referente.

¿Y a ti, también te gusta dar espectáculo?

A veces hay que darlo, pero tampoco sin pasarte. Intento ser bastante serio, pero también hay que dar espectáculo y vidilla a los aficionados.

Perdón, no me citabas a Nino Schurter.

Me gusta, pero siempre gana y a veces aburre. Este año creo que Van der Poel le pondrá las cosas más difíciles.

¿Cuáles son tus objetivos este 2018?

No tengo ninguno en concreto, solo empezar poco a poco desde abajo, ya que no tengo ningún punto UCI e ir mirando cuál es mi lugar en las carreras, para llegar a mitad de temporada entre los veinte mejores de mi categoría.

¿Y los circuitos, te dan respeto?

No me preocupan demasiado, soy de los que piensa que cuando vaya ya los veré, ya que cada año pueden cambiar alguna cosa y si varía el tiempo, el circuito también cambia y es diferente, ya sea que llueva o haga sol. Una cosa es estudiar los circuitos en vídeo y otra distinta correr en ellos.

¿Cómo es tu preparación física para alcanzar las máximas que os marcáis?

Yo no trabajo mucho en el gimnasio, aunque sí hago mucho core. El tema de la fuerza lo trabajo haciendo series de fuerza encima de la bici, pero lo que se dice hacer máquinas en el gimnasio no lo toco.

¿Cómo es un día en la vida de Jofre Cullell?

Me levanto sobre las ocho de la mañana, y si tengo que ir a hacer prácticas de electricidad, las hago. Voy a una fábrica de mi pueblo, Santa Coloma de Farners, de máquinas de alimentación, donde estoy de las ocho a la una. Después voy a comer a casa y por la tarde voy a entrenar. Si no tengo que ir a hacer prácticas, entreno sobre las 12.00, dos o cuatro horas.

Contento de sus cinco años con Megamo

¿Trabajas con alguien?

Sí, con Josep Codinach y su empresa Cycling Coach.

Haces y has destacado en mountain bike y ciclocross.

Me gustan las dos, pero más en serio me preparo al 100 % para el mountain bike. El ciclocross lo utilizo como entrenamiento en la pretemporada de MTB e intento hacerlo lo mejor posible.

¿Por qué equipos has pasado?

Sólo dos, el de mi pueblo, Club Ciclista Farners y Megamo, donde voy a cumplir mi quinto año.

¿Qué tal estás en Megamo?

Hasta ahora estaba yo solo. Los dos primeros años con Josep Duran i después solo. Básicamente hacía el calendario que quería. Yo les decía cuál iba a hacer y ellos me lo aprobaban y me dejaban ir al extranjero, que es donde se aprende de verdad y donde hay más nivel. Estoy contento de todas las cosas que ha hecho Megamo por mí.

Competías hasta ahora con rígida, pero este año ya tendrás una doble.

¡Y va muy bien! Hasta ahora no había probado muchas dobles. Y cuando bajas, notas que vas mucho más descansado, ya que con la rígida, cuando bajas, no puedes descansar bien y sufres. Con la doble vas más seguro y, como el cuadro no pesa mucho, todo ayuda. Va bien, la verdad. La geometría es un poco diferente, pero es cuestión de acostumbrarse. Estoy contento con ella.

¿Qué tipo de circuitos se te dan mejor?

Me gustan los circuitos técnicos, tanto subiendo como bajando. Hasta ahora subiendo me encontraba muy a gusto con la rígida, aunque después con ella bajaba bastante descontrolado cuando iba apurado. Me gustan los circuitos duros, tanto de subir como de bajar, lo de ir en llano y rodar no me gusta.

¿Algún circuito en concreto?

El de Albstadt (Alemania) es el que mejor me va. Corrí un año de primer año júnior e hice 4º, me encontré muy cómodo porque es todo el rato subir y bajar.

También pasó por Enduro

¿No completas el cross country con entrenamiento de descenso y enduro?

De infantil sí que hacía enduro y me iba a Francia a correr, ya que antes aquí esta categoría no existía. Sigo teniendo una bici de enduro y a veces salgo por los alrededores de mi pueblo.

Muchos son los que te han colgado la etiqueta del futuro del MTB nacional, ¿mucha presión?

Es presión, pero presión siempre hay porque todo el mundo espera más de lo que haces y siempre quieren que estés más arriba, pero estoy orgulloso de ello y de haber llegado a esta situación, aunque como digo yo: poc a poc i bona lletra (‘despacito y buena letra’).

Trabajas con un objetivo, con llegar a ser profesional del MTB, ¿sueñas con ello?

Sí, si se puede llegar… lo intentaré. Sería mi sueño hecho realidad, vivir de lo que te gusta y si no se puede, para eso estoy estudiando. No puedes ir en bici toda la vida.

¿Recuerdas algún consejo que te haya marcado o que sigas aplicando en tu día a día?

A mí me han enseñado que las carreras son muy largas, que siempre hay contratiempos y que aunque al principio no vayas bien, hasta que no cruces la línea de meta no se acaban. ¡No hay que tirar la toalla nunca, hay que darlo todo! Solo dándolo todo puedes llegar a estar delante.

¿Cuidas la alimentación?

Como lo que quiero, aunque sé que a la larga tendré que cuidar mi dieta, pero de momento no. Sé que es otro punto en el que puedo mejorar, ya que así podré mejorar mi rendimiento.

¿Algún plato o algo de comida que te vuelva loco?

Las golosinas.

¿Algo con más sustancia?

La verdad es que soy bastante simple y muy maniático a la vez. Me cuesta mucho comer fruta y verdura, pero la carne, el pescado y las legumbres me encantan. También la pizza.

Puede que ya estés acostumbrado a viajar, pero ¿te cuesta mucho hacer la maleta?

No tardo mucho, unos diez minutos. Me llevo todo lo que necesito y siempre cojo más ropa de abrigo que la necesaria, aunque haga calor. Recuerdo cuando fui a los Alpes en verano y estábamos a 3ºC. Pasé mucho frío.

Antes campeón del mundo que olímpico

¿Algún destino al que no has ido y te gustaría ir?

Me gustaría ir a China y Japón, que no he estado nunca y ¡es tan diferente, ver cosas nuevas, comer cosas que no conoces!, y otro lugar al que me gustaría ir es a Canadá, a Estados Unidos, donde todo es a lo grande.

¿Tu gran sueño?

Ser campeón del mundo de mountain bike.

¿Campeón del mundo antes que olímpico?

Campeón del mundo de MTB y de ciclocross, sí. Los Juegos también están bien.

Sin duda, el apoyo de tus padres ha sido clave en tu trayectoria hasta ahora y cuando empezaste.

Y lo he tenido desde pequeño y aún lo sigo teniendo. Estoy muy orgulloso de ellos y de su apoyo. Siempre me han apoyado en todo. Mi padre hacía atletismo, cross, y llegó a ganar el cross de Lasarte, y aún a día de hoy salimos juntos a montar en bici con la gente del pueblo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.