La vida está llena de oportunidades que a uno se le presentan y que no todo el mundo sabe leer. Una persona que sí estuvo ojo avizor fue Jordi Carreras (Sant Llorenç Savall, 41 años).

Puede que a muchos no os suene este nombre, pero igual si os decimos que es el creador y propietario de la empresa Mas Que Bici (www.masquebici.com), igual ya os suena más y si todavía desconocéis de quién estamos hablando, os vamos a explicar brevemente su historia, porque es apasionante.

Un día, mientras trabajaba en el Balneari Prats de Caldes de Malavella, una persona que quedó maravillada con sus servicios le ofreció la posibilidad de ir con él a la Titan para que le diera los masajes preceptivos al acabar las etapas.

Jordi acudió y no solo trabajó para esta persona, sino para unas 15 más. Al año siguiente ya duplicó su clientela y, viendo la demanda que había y conociendo un poco más un mundo que para él era del todo desconocido, porque no tenía ninguna relación con el ciclismo –cuando les dijo a sus padres a lo que se iba a dedicar le dijeron que si se había vuelto loco–, decidió jugársela y cambiar de vida.

“Al regresar de la segunda Titan hablé con unos amigos mecánicos y vimos que podíamos hacer un proyecto viable. Empezamos con la Andalucía Bike Race ofreciendo mecánica y masaje y después fuimos a la Transpyr”, recuerda Jordi.

La propuesta cuajó y ya trabajan con quince carreras al año en once países diferentes, cubriendo los servicios de masaje y mecánica, de logística y de inscripciones.

En su crecimiento fue clave la internacionalización y más allá de nuestras fronteras empezaron a trabajar en Chile y en la afamada Cape Epic. Hasta el punto que “ahora somos una plataforma para que la propia carrera se dé a conocer. Un servicio para el corredor y la carrera. Movemos unas 3.000 personas al año que con nosotros se inscribe, recibe masajes y un servicio mecánico”.

Jordi tiene claro que lo difícil en la vida no es llegar sino mantenerse y ya piensa en mejorar sus servicios. A día de hoy su metodología de masaje y mecánica garantiza más de un 95% de finishers, pero se han dado cuenta de que muchos bikers acuden a las carreras no del todo bien preparados.

De ahí que les ofrezcan un sistema de entrenamiento específico para garantizar todavía más el éxito a los bikers, a los que además premian y animan con la creación de una Liga interna con importantes premios.

Y esta es la historia de uno de los muchos nuevos emprendedores vinculados al ciclismo y al mountain bike, que demuestran una vez más que en la vida no tiene por qué estar todo escrito de antemano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.