Con Jordie Lunn las expectativas siempre son altas, y es que siempre le gusta ir al límite y sorprender al espectador.

Esta vez le volvemos a ver en su rincón favorito para practicar MTB, pero esta vez sus trucos son todavía más extremos. Sobre todo el primero en el que desciende una rampa completamente vertical. Un pequeño fallo y puede terminar volando por encima de su bici.

Pero hay más… saltos surcando los aires que no dejan a nadie indiferente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.