¿Cuántos de vosotros estáis dedicando más de ocho horas diarias de vuestra vida a un trabajo sin sentido, que no os motiva y que no os dice nada, mientras vuestra cabeza no deja de imaginar qué pasaría si os levantarais de la silla e intentarais iniciar el sueño empresarial que no os deja dormir por las noches?

Esto es lo que le sucedía a Josep Corominas (22/06/1958), administrador de Vic Sports, que empezó en el mundo del ciclismo como agente con las marcas Nuere y Alpinestar, en el momento en el que el MTB empezaba a pegar fuerte, dejando atrás su pasado de veintidós años como administrativo en el Banco Popular.

Este hombre que sabe más por lo que calla que por lo que dice supo sacar rendimiento a las casualidades. Su mujer Vicki, de ahí Vic Sports, trabajaba en el sector del textil y un buen día hizo unas equipaciones para la marca Nuere.

“Y nos enseñaron sus bicis y vimos que tenían mucho potencial. Aquí –están en Riudaura, Girona– tenemos mucha mucha y es increíble cómo subían”, recuerda.

Vic Sports empezó con tres personas y a día de hoy son veintitrés, con dos marcas que están con ellos desde sus inicios: PowerBar (¡contactó con ellos en 1990!) y Northwave.

Con el tiempo, la empresa ha ido diversificando su oferta y en su catálogo hay unas quince marcas, divididas en los sectores del ciclismo, running, surf/skate y snowboard/esquí.

Cree Josep que algo que los ha definido a lo largo de estos años es la seriedad y la constancia, que ahora hacer lo que él hizo en el siglo pasado de lanzarse a la piscina es más complicado, “porque hay más competencia. Ahora hay más posibilidades, pero hay marcas para parar un tren” y con aquella tranquilidad eclesiástica que transmite en su hablar dibuja una realidad del sector delicada: Hay muchos problemas de saturación de marcas, de tiendas y de distribuidores. Somos muchos más de los que el mercado puede absorber”.

Destaca el auge de las bicis eléctricas y no se muestra especialmente ambicioso por hacer que su empresa juegue en la Champions: “Nuestro objetivo no es ser campeones del mundo. Tenemos que crecer proporcionalmente. El secreto está en hacer que la empresa sea equilibrada y sostenible, en no perder la cabeza”. La experiencia lo avala.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.