Mientras cada uno de nosotros, dentro de nuestras posibilidades, celebra Navidad y estas fiestas tan señaladas en el calor del hogar, rodeado de sus seres más queridos, nuestro amigo Juan Menéndez Granados lo celebra en la más absoluta de las soledades, rodeado de un blanco absoluto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un pionero en el Polo Sur

Juan Sin Miedo es un aventurero sin fronteras, para quien no existen los límites y toda aventura es siempre atractiva. No se conforma con cualquier reto, y tras cruzar con éxito Groenlandia de punta a punta en bici después de 27 días de expedición decidió, probablemente, asumir el mayor reto de su vida pionera: ser la primera persona en llegar, solo y sin syuda, al Polo Sur en Bici desde la costa antártica. Este asturiano universal calculó que tardaría unas 38/40 jornadas. Calculó que tendría que hacer frente a los rigores climáticos propios de esta latitud, pero igual no pensó que otro pionero como él también quería entrar en los libros de historia. Así, Juan Menéndez Granados se encontró que el americano Daniel Burton quería arrebatarla el honor de ser el primero en conseguir esta gesta. Además, Juan se encontró con la dificultad de que Burton había iniciado la expedición 24 horas antes que el de Pravia.

De todas formas, el de Pravia le cazó al cabo de unos días, y eso que las jornadas no están siendo nada fáciles. Primero porque se ha encontrado con una nieve que le ha dificultado enormenente el poder rodar con su fat bike, teniendo que recurrir más de lo que esperaba a los esquís, después porque el frío aprieta de verdad, llegando a superar los -20ºC y haciendo frente a rachas de viento que superan los 70 km/h.

Unas condiciones que no hacen sino convertir a nuestro amigo en un héroe del Siglo XXI. Y, pese a todo lo que está pasando y sufriendo, Juan Menéndez Granados decía tras concluir la jornada 20 lo siguiente: “Tengo la sensación de que la verdadera expedición aún no ha comenzado. Lo más duro vendrá después de las montañas Thiel, donde comienza la zona con mayor desnivel, donde hará más frío, y donde la altura va al jugar un papel muy importante. Tengo la sensación de que para llegar al Polo hay que ser más inteligente que fuerte”.

Puedes seguir la expedición de Juan Menéndez Granados, día a día, en este enlace.

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.