Juanjo Planells: "La Vuelta Ibiza Scott es una experiencia cercana y única"

Con motivo de la presentación de la vigésima edición de la Vuelta Ibiza Scott, tuvimos la oportunidad de charlar con su máximo responsable y cabeza visible de la organización, Juanjo Planells Sáez. Un ibicenco que además de practicar ciclismo de competición en su juventud, inició hace veinte años junto a su hermano Bartolo, un por entonces alocado proyecto de llevar a cabo una prueba por etapas de mountain bike en Ibiza. Un lugar que era conocido, casi exclusivamente, por el ocio nocturno.

Con los años y a pesar de la desafortunado fallecimiento de Bartolo, aquel sueño de los hermanos Planells se fue consolidando dando forma a lo que hoy conocemos por la Vuelta Ibiza Scott, que poco a poco ha contribuido a romper con el estigma de Ibiza como destino exclusivo de fiesta y discotecas.

Ibiza se conoce hoy también por ser un lugar privilegiado para actividades deportivas y de vacaciones en familia. El mejor ejemplo de ello es sin duda la prueba que actualmente Juanjo dirige junto a un gran equipo profesional, mas de 200 voluntarios y el apoyo de Scott España.

Al habla con Juanjo Planells

¿Cómo surgió la idea de hacer una vuelta por etapas de mountain bike en Ibiza?

«Esta idea fue de mi hermano Bartolo, que en paz descanse. Él era un enamorado de la isla, una persona muy inquieta y apasionado del mountain bike. Recuerdo que le encantaba recorrer caminos, senderos y descubrir. A raíz de ese conocimiento que tenía de su isla y de los recorridos, comenzó también a viajar y competir en otras pruebas de bici de montaña fuera de la isla. De esta manera, en su cabeza fue construyendo la idea de organizar una carrera de bicis en Ibiza. Un proyecto que nos transmitió con tal pasión que nos convenció.

Es cierto que inicialmente tuvo reticencias en la isla, pues como sabes Ibiza y más hace 20 años, no se asociaba al deporte sino al ocio nocturno y las discotecas. Mi hermano de todas maneras era una persona muy convincente y con mucho don de gentes, así que convenció a amigos e instituciones de Sant Antoni para llevar a cabo la primera edición de la Vuelta, en el año 2.000. En aquella edición todavía recuerdo que participaron 40 ciclistas, de los cuales, la mayoría eran amigos de Bartolo».

Los inicios de la Vuelta Ibiza Scott

¿Por qué una vuelta y no comenzar con una prueba de un día?

«Muy sencillo, mi hermano Bartolo era consciente que si quería atraer a ciclistas de fuera de la isla la prueba debería ser de varios días. El desplazamiento supone  tiempo y dinero y sólo una prueba por etapas podría justificar venir aquí. Esto hizo de todos modos que mi hermano fuera, sin pretenderlo, el pionero y visionario de las pruebas por etapas en este país. En el año 2.000 cuando comenzamos, no había ninguna otra prueba de varios días en España. Hubieron intentos previos, en los 90, pero no fructificaron. Nosotros fuimos los primeros en consolidar una vuelta de mountain bike y luego, en 2002, se inició también la Volcat, por ejemplo.» 

¿En todo este tiempo cuales han sido las mayores dificultades?

«El presupuesto ha sido siempre uno de los caballos de batalla en la gestión de nuestra organización. Piensa que una prueba que ha pasado de los 40 participantes iniciales a los 1.000 actuales nos ha obligado a buscar constantemente mas recursos para ir adaptándonos y responder a las necesidades cambiantes y expectativas que se nos iban planteando.

Mediar con los propietarios de fincas y terrenos también es una gestión en ocasiones complicada. Especialmente por la cantidad de zonas que atravesamos. En eso mi hermano hizo una gran labor en su día. Su posición era la de seducir y convencer a muchos de ellos de la importancia que tenía la vuelta para la isla. Él integró las voluntades de la gente para que se pudiera llevar a cabo la prueba.»

El futuro de la Vuelta Ibiza Scott

La Vuelta Ibiza está ya plenamente consolidada cerrando inscripciones cada año ¿Y ahora qué?

«Nuestra intención de cara a futuro es no moverse ni un ápice de la idea original de mi hermano Bartolo, de quién sólo transmitimos su legado. Lo que pretendemos es mantener la Vuelta a Ibiza como un evento único. Que no pueda encontrarse en ninguna otra parte del mundo. Queremos que la vuelta sea algo muy especial y único. Un evento muy cercano al participante y todos sus acompañantes. Fíjate que podríamos masificar la prueba pero no es nuestra intención, ni mucho menos.»

Entonces ¿Hay intención de crecer?

«Estamos en disposición de hacer crecer y mucho, esta prueba. Pero nuestra intención como he dicho antes no es masificarla, aunque podríamos hacerlo. Fíjate que recibimos algo mas de 2.400 preinscripciones y las 1.000 plazas este año se han agotado en sólo 44 minutos. Creemos en todo caso que, con algunos ajustes organizativos, podríamos dar cabida a unos cuantos participantes más, guardando eso sí, el equilibrio entre cantidad de inscritos, calidad de servicio y experiencia. Ese es nuestro principal objetivo.

Hay que pensar también que estamos en una isla y el espacio es limitado. En lo que no vamos a renunciar es en la atención y el trato con todos los que participan y por supuesto, con todos los patrocinadores y con quienes nos apoyan año tras año.»

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.