Fue la reina del MTB femenino los años 2012 y 2013, llegó a ser campeona del mundo esos años y campeona olímpica en 2012, pero, como suele decirse, lo fácil no es llegar, sino mantenerse. Tras alcanzar estos éxitos, la trayectoria deportiva de Julie Bresset entró en un bucle. Ella persistía y persistía, pero los resultados no llegaban, por más que quedara claro que nos e le había olvidadom ir en bici. Viendo que no daba con la tecla correcta para remontar el vuelo, en el transcurso del Roc d’Azur de 2016 anunció que se tomaba un descanso, período que parece haber llegado a su fin, ya que la brava corredora francesa ha anunciado que regresa con las pilas cargadas para el 2018.

Lo hace después de pasar un verddero calvario a nivel deportivo y personal, en el que llegó a caer en el agotamiento físico y psíquico y hasta en la depresión. La ciclista gala, de 28 años, ha cambiado su lugar de residencia, ahora en Besançon, y ella misma ha sido la encargada de anunciar su regreso a través del Facebook. “Estoy contenta de anunciar que regreso a la competición en el 2018. 2017 fue un año de entrenamiento en el que pensé en mi futuro profesional, hasta que me dije… es ahora o nunca”.

Bresset –que en este periodo de desconexión no ha dejado de hacer deporte, como escalada o senderismo, tampoco ha dejado de montar en bici– regresa siguiendo el ejemplo de Julien Absalon. Es decir, montando su propia estructura, y lo hará de la mano de Scott, Michelin, Garmin, Bluetens, Oakley y Time Sport, entre otros.

Estaremos atentos a sus progresos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.