Uno de los mejores corredores de XC de todos los tiempos, Julien Absalon (Remiremon, Francia, 1980) ha anunciado hoy su retirada. Lo ha hecho en declaraciones al diario, también francés, l’Equipe. Julien, quien en 2018 estaba disputando su temporada 19 como ciclista profesional, será recordado como uno de los mitos de nuestro deporte, con 33 victorias en la Copa del Mundo, 7 victorias en la clasificación general de esta competición, dos oros olímpicos (Atenas 2004 y Pekín 2008) así como 5 campeonatos del Mundo en categoría elite, entre otros tantos innumerables títulos.

Julien Absalon se retira a la edad de 37 años y tras ser 5 veces campeón del mundo elite en XCO.

Absalon ha declarado que sus problemas de salud, derivados de procesos alérgicos, no le estaban dejando rendir al nivel deseado en los últimos meses. Justo en esta temporada que había decidido, fuese la última de su carrera. Ante el carácter irreversible de sus alergias y la imposibilidad de tener un rendimiento óptimo para la competición, Absalon ha decidido precipitar su retirada y no esperar a final de temporada.

Julien supuso un antes y después en Orbea y su apuesta por la competición de MTB

El francés, quien reconoce no haberse imaginado jamás todo lo que ha conseguido en el mundo de la competición, asegura también que su decisión de dejarlo ha sido también inducida por otras motivaciones que paulatinamente, han ido incorporándose a su vida. Absalon, que es padre de un hijo y que se divorció de su primera mujer hace un par de temporadas, corría este año en su propio equipo, Absolute Absalon, en el que además de su participación en la Copa del Mundo y las mejores pruebas de XC, estaba comenzando a realizar labores de embajador y desarrollador de producto para marcas como Moustache, por ejemplo.

Este año Julien corría con su propio equipo Absolute Absalon

Sea como fuere, Julien nos deja para siempre esa imagen de corredor de estilo fino, impecable, educado, discreto pero infalible sobre su bicicleta. El primer dominador en la historia del XC internacional. Un ganador nato que no daba opción a sus rivales en los 2000 y que a partir de 2010 supo reinventarse como pocos para luchar contra las nuevas generaciones y una disciplina que evolucionaba. ¡Aur revoir Julien!

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.