El fenómeno GoPro contagia su éxito a todos los implicados en su expansión, como la empresa española KPSport, cuyo fundador y gerente vio la oportunidad de negocio cuando conoció esta minicámara en 2007 y decidió importarla a nuestro país.

Por A. Regidor

Todos conocemos la minicámara deportiva GoPro Hero. No hay persona en la tierra que practique un deporte que no la conozca, incluso aquellos ajenos al esfuerzo físico la están conociendo a través de series televisivas como Elementary, una actualización de las historia de Sherlock Holmes. Y es que este pequeño gadget es ultraversátil, porque lo puedes usar para prácticamente cualquier cometido. Puedes grabar vídeo o hacer fotos rodando en bici, en moto, en coche, haciendo surf, saltando en paracaídas, haciendo running o practicando submarinismo… en realidad, todo lo que tu imaginación crea que es susceptible de inmortalizar. Sólo debes emplear el accesorio correcto para poder anclarlo, y ya está.

Pero el éxito de este gadget en nuestro país se debe a la empresa KPSport, cuyo gerente y fundador, Xavier Meseguer, tuvo el acierto de reconocer en ella un fenómeno y de distribuirla y popularizarla a tope. Esta empresa se ha volcado en promocionar y dar a conocer la GoPro, y su esfuerzo se ha visto recompensado con un éxito sin precedentes. Ahora es fácil verla en programas de televisión, utilizada por aventureros como Calleja o por locos encantadores como Frank de la Jungla. Y, según me comenta Xavier, estos personajes comenzaron a usar la cámara por sus prestaciones y versatilidad, no por compromisos comerciales; un buen espaldarazo.

KPSport, una empresa que da empleo a 16 personas –más 23 externas-, situada justo al lado del circuito de Cataluña –no podía tener un enclave más racing–, ha vivido unos años de tremendo crecimiento. Fiel reflejo de ello son unas instalaciones muy modernas y atractivas, y la apuesta por las nuevas tecnologías. No hay más que echar un vistazo a su web, http://www.kpsport.com/, para darse cuenta de ello. Y es que en su moderna web lo deja claro con una frase: “Nuestra cultura corporativa se basa en la máxima calidad, prestación, diseño y tecnología”. En su web encontrarás todo lo que necesites, desde sus catálogos de productos en PDF –de sus dos secciones, Car Tech y Outdoor– hasta las últimas incorporaciones, pasando por una extensa sección de descarga de manuales y de ayuda al usuario –con vídeos y tutoriales–, foros, enlace a Facebook, noticias, vídeos y fotos… En definitiva, una página de visita obligada.

La Hero3

La razón de ser de KPSport es la nueva GoPro Hero3, una minicámara deportiva de altas prestaciones que sustituye al modelo actual, la Hero2. La Hero3 se presenta en tres versiones de diferentes prestaciones –aunque externamente son idénticas y con las mismas conexiones, botones y chivatos de luz–: la Black –la más profesional, 449 euros, la Silver –349 euros– y la White –la básica, 249 euros–. Respecto a la Hero2, la Hero3 es un 30 % más pequeña, un 25 % más ligera, incorpora un nuevo objetivo asférico, plástico protector con tratamiento repelente del agua y antivaho interno, nueva toma mini-USB multifunción, micro HDMI y wi-fi –y un botón para activarlo–, mejora el sonido de grabación y la calidad de imagen, y ahora graba en una tarjeta micro-SD, en lugar de la SD de la Hero2.

La Black es la estrella, ya que graba vídeo en Ultra HD a 15 fps –cuatro veces el actual HD–, hace fotos de 12 mp –con ráfagas de 30 fotos por segundo–, mejora el rendimiento con poca luz –menos grano– e incorpora un mando a distancia para controlar la cámara por wi-fi –en realidad puede controlar hasta 50 cámaras a la vez–.

La Silver tiene una resolución máxima de vídeo de 1.080 a 30 fps, dispara fotos de 11 mp –con ráfagas de 10 fotos por segundo– y también tiene wi-fi. La White es la más sencilla, es prácticamente igual a la Silver pero dispara fotos de 5 mp –a 3 disparos por segundo– y no soporta Protune, el firmware de mejora de vídeo de GoPro, que sí aceptan la Black y la Silver –menos en algún modo esta última.

Queda claro que la GoPro Hero3 es una cámara excepcional, por prestaciones, facilidad de uso y compacidad, pero en nuestro país no hubiese tenido tanto éxito si no hubiese sido promocionada por una empresa como KPSport, donde la innovación, la tecnología y la calidad de servicio son su razón de ser.

Cámara deportiva GoPro Hero3 Silver Edition

Con la Hero3, la marca entra en el terreno de las cámaras de prestaciones prácticamente profesionales, con la ventaja de que sigue estando al alcance de todos y a un precio objetivamente correcto.

La nueva Hero destaca por sus nuevas y altas prestaciones, como el wi-fi, gracias al cual podremos controlar a distancia la cámara… ¡desde nuestro smartphone! Además de que es más pequeña y ligera, la carcasa de protección también es mejor, con un cierre más elaborado y un protector de lente plano. Mejoran también los botones de disparo y puesta en marcha, más grandes, y se incorpora un botón extra para poner en marcha el wi-fi –que se indica con un nuevo chivato led azul–. Y otra buena noticia: puedes aprovechar los soportes, brazos articulados y ventosas de la Hero2, aunque tendrás que comprar una tarjeta micro-SD –la 2 llevaba una SDHC.

Las funciones seleccionables de la Hero2 se mantienen: disparo retardado, disparo a intervalos –cada medio segundo, dos segundos, etc.–, ráfagas de fotos –desde 3 hasta 10 por segundo–, orientación de la cámara, selector de punto de lectura de luz, ángulo de visión –gran angular o normal– y selección de resolución de vídeo y fotos. Ahora, además, se añaden la activación del firmware Protune, la función de grabación de vídeo en bucle y la activación del wi-fi, la principal novedad.

La batería de litio se carga en unas dos horas –enchufando la cámara al PC con el cable proporcionado–, y tras esto ya está lista para ser usada, aunque antes tendrás que instalar la Gopro App gratuita en la tableta, función que se realiza en un minuto y sin problemas desde el Play Store de Android o el Apple Store de Mac. Esta aplicación controlará la Hero3 desde un smartphone o una tableta. También aprovechamos para actualizar el firmware de la cámara, porque si no el control remoto por wi-fi directo con la tableta no funciona.

Wi-fi, una novedad indispensable

Una de las grandes novedades del nuevo modelo es el control wi-fi, que nos permitirá visionar lo que vamos a filmar a través de nuestro smartphone o tableta. Lo primero que hay que hacer es activar el wi-fi de la GoPro –con el nuevo botón lateral–; en cuanto se enciende un chivato azul, ya está. Luego en el menú Wireless Controls de la cámara seleccionas el control desde Phone & Tablet. Lanzas la app en el tablet y pulsas en el icono de control de la cámara. En unos segundos aparece en pantalla lo que ve la GoPro; además, tienes botones para activar/desactivar el Life View –visión directa en pantalla de lo que ve la cámara–, botón de disparo, de apagado remoto de la cámara –se queda en stand-by, con el led azul parpadeando, y la puedes volver a encender remotamente– y de ajustes de la cámara –si haces fotos, ráfagas de fotos, temporizadas, vídeo, resoluciones, etc..

Desde la tableta lo controlas todo, pero hay un claro retraso de 1,8 segundos entre lo que ve la cámara y lo que ves en la tableta. El disparo remoto es muy práctico, y además te permite saber en todo momento hacia dónde mira la cámara –para encuadrar–. El alcance efectivo del wi-fi que hemos constatado es de entre 30 y 50 metros.

La calidad de las fotos (11 mp) y vídeo (1080, 24 fps), como es habitual, es muy buena –a máxima resolución–, si bien la foto en interiores aún sigue teniendo grano; las de exteriores son correctas con mucha luz, pero pierden calidad y ganan grano en las sombras. En cuanto al vídeo, la calidad es brutal, sin comparación posible, aunque la activación del firmware Protune para grabar en vídeo sólo es recomendable si después vais a posprocesar el vídeo con un programa, como el CineForm Studio (gratuito) de Gopro, que puedes descargar en su web.

¿Vale la pena la Hero3? Pues sí, y mucho. Y si quieres ampliar su efectividad, tienes un montón de accesorios disponibles para hacer diabluras… La imaginación no tiene límites.

 

Tienes todas las imágenes de este artículo en la galería de fotos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.