Kilómetros de aventuras

Parece un tópico, pero año tras año la KTM Lycan llega preparada para poner firmes al resto de sus rivales con un perfil esbelto, mucha alegría pedaleando y ganas de hacer kilómetros. Una superventas más en forma que nunca.

Cuadro

Fabricado en aluminio 6061-T6 de triple espesor, el cuadro de la KTM cuenta con un diseño característico con tubos de formas triangulares muy marcadas y muy robusto, desde la pipa de dirección de diseño conificado 1-1/8” superior 1.5” inferior pasando por su caja de pedalier de diseño estándar y de 68 mm de anchura a punteras traseras. En la parte posterior izquierda nos encontramos con un refuerzo entre el tirante y las punteras para fortalecer estructuralmente esta zona ante la acción y las tensiones del freno de disco.

Su sistema de suspensión se denomina PDS 2 y cuenta con 120 mm de recorrido con cuatro puntos de giro que pivotan sobre rodamientos sellados con articulación Horst Link entre vainas y punteras traseras. El amortiguador es en esta ocasión un novedoso DT-Swiss M212 que pivota sobre rodamientos sellados garantizando la mínima fricción de funcionamiento y una buena sensibilidad inicial. Una particularidad del diseño de la KTM es que el amortiguador se ubica entre dos anclajes móviles; por abajo, en un extremo que lo conecta a continuación del punto de giro principal, y por arriba, en la parte frontal de la bieleta. Un diseño que ha popularizado Trek, que lo ha llamado Full Floater, desde el año 2008 en todos sus segmentos de bicicletas de doble suspensión, pero que en KTM ya habían empleado anteriormente a que Trek lo hiciera, con bastante éxito.

Equipamiento

En la parte delantera nos encontramos una horquilla RockShox Reba RL con tubo de dirección tapered que en color blanco queda estéticamente muy bien conjuntada con el cuadro. Regulación de rebote y bloqueo remoto PopLoc al manillar. En la transmisión nos encontramos ante uno de los modelos con componentes de mayor calidad, con pedalier, desviador, casete y pulsadores Shimano SLX con cambio trasero Deore XT. En combinación con la cadena Shimano HG-54, hace que la suavidad y precisión al cambiar sea superior.

En las ruedas, la apuesta de KTM es muy interesante, con unas llantas Mavic XM319 con bujes Shimano Deore con un exquisito rodar. Los frenos también son Shimano Deore, y con ambos discos en 180 mm consiguen el mejor poder de deceleración de todas las bicicletas reunidas. Fáciles de ajustar, potentes y fácilmente dosificables, con un diseño de maneta que nos ha encantado a todos los probadores. Tija de sillín, dirección, potencia y manillar son Ritchey con sillín Selle Italia, cómodo y visualmente atractivo.

Cómo va

La Lycan 3.0 es uno de los modelos más clásicos dentro de la categoría trail. Con sólo 90 psi en el amortiguador para lograr un sag del 25 % en nuestro caso, la bicicleta cuenta con una buena sensibilidad y se caracteriza por una fabulosa eficacia de pedaleo. Su geometría es la más “old school”, con un ángulo de dirección de 70°, corta medida de tubo superior para ser una talla 17” y con la distancia entre ejes más reducida entre los 16 modelos reunidos. Su postura es bastante erguida y muy cómoda, incluso con puños de espuma lock-on agradables, aunque un poco gruesos en su sección central. Es una bicicleta ideal para hacer rutas y pedalear; uno de los modelos con perfil más pedaleador entre todas las bicicletas reunidas.

El aprovechamiento de la pedalada es muy bueno, aunque en plato pequeño notamos cierta interacción; lo más común que ocurre igualmente en la mayoría de los modelos aquí representados. Su sistema PDS-2, pese a llevar varios años ya en el mercado, y apenas no recibir cambios demuestra que logra uno de los mejores comportamientos cuando de pedalear se trata.

Por otra parte, a la hora de bajar, si bien cuenta con un manejo dócil y divertido, ya sea por su geometría o neumáticos o todo a la vez, no transmite mucha confianza. La Lycan 3.0 es más manejable que estable y los frenos son toda una garantía, aunque su capacidad de absorción es ciertamente escasa. En este sentido, le falta un plus de poder de absorción bruto que otras sí que consiguen, aunque en la KTM el compromiso está claramente decantado hacia un uso más pedaleador que absorbente. Un mejor compromiso en este sentido, así como una actualización geométrica, le vendría bien para estar a la altura de las mejores bicis de su segmento en 2013.

A favor

 

En contra

Características técnicas

Fotos: S. Romero

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.